Un gatillo del 15 por ciento en la provincia

Un gatillo del 15 por ciento en la provincia

En menos de una semana se realizará finalmente la primera reunión paritaria entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes para discutir la paritaria 2018, en lo que se advierte que podría ser el puntapié inicial de una escalada de conflicto si el ejecutivo se mantiene firme en su intención de poner un techo al acuerdo y los sindicatos siguen inflexibles en su postura frente al ausentismo y la calidad educativa.

La reunión, deuda pendiente del acuerdo firmado el año pasado, tendrá también el objetivo de marcarle la cancha al resto de los gremios que esperan su turno para logar un aumento y mejores condiciones laborales, lo que de todas maneras se advierte como complicado, atento el plan del equipo económico de fijar un tope del 15 por ciento y eliminar la cláusula gatillo, que el año pasado permitió corregir el desequilibrio inicial de los incrementos salariales.

La gobernadora María Eugenia Vidal debe ratificar su firmeza ante los gremios, sobre todo para mantener el estricto alineamiento con las decisiones de política económica a nivel nacional y la avanzada contra "las mafias sindicales" que encaró Cambiemos desde mediados del año pasado, incluso en contra de sectores que fueron aliados, como el que conduce el camionero Hugo Moyano.

El as bajo la manga del ejecutivo para ir a la mesa con los maestros, son las mejoras edilicias, la ampliación del sistema alimentario escolar y la generalización del boleto estudiantil gratuito, con inversiones cercanas a los 1800 millones de pesos, lo que será presentado como muestra de voluntad de mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores de educación.

La respuesta de los docentes, sin dudas girará en torno a la posibilidad de disponer de los fondos extra acordados con el gobierno nacional como compensación por el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano y que según los cálculos para este año representarán casi 20 mil millones de pesos, lo que podría trabar la discusión si Hernán Lacunza pretende insistir con la idea de una provincia quebrada que no puede elevar el salario más allá de los índices de la inflación.

Recordemos que Vidal reconoció en una nota periodística que un docente debería ganar por lo menos 40 mil pesos, lo que siguió después de eso fue una paritaria a la baja, un conflicto con los gremios que se extendió prácticamente hasta final del año pasado y un ataque que incluyó hasta una convocatoria para que particulares dieran clases y rompan la huelga.

El mecanismo que pretende imponer en esta oportunidad el gobierno es el del premio por presentismo, aún cuando los gremios no acepten debatirlo, porque sería presentado como un "premio", que en realidad busca presionar a los trabajadores para que no se plieguen a ninguna medida de fuerza para alcanzar el pago de un extra, como ya ocurrió el año pasado.

La coparticipación también se discute puertas adentro

Los intendentes del peronismo intentaron presionar sobre el cierre del año pasado para que la Legislatura incorporara en el proyecto de presupuesto la continuidad del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que garantizara transferencias directas y permanentes a los distritos, aunque el pedido fue desestimado por el oficialismo.

La herramienta que se puso en marcha para reordenar la situación es el Coeficiente Único de Distribución (CUD), que establece un criterio que se determina por la densidad poblacional, la extensión geográfica y la calidad y acceso a los servicios de cada comuna para determinar el volumen de coparticipación que le corresponde.

Pero esto trajo un dolor de cabeza interno para el equipo económico, porque varios municipios rurales, en la mayoría de los casos gobernados por radicales, se verán perjudicados porque las características objetivas de sus comunas no encajan completamente en los criterios establecidos por el CUD.

Por eso y sin que por el momento el pedido represente una escalada de tensión, el vice gobernador Daniel Salvador va a encabezar una comisión que integrarán también los intendentes, para proponer soluciones y recuperar el equilibrio en el reparto de fondos del Estado bonaerense.

Peronismo para todos y todas

Podríamos trazar dos líneas paralelas respecto del peronismo para esta semana, por el lado de la política en sentido absoluto, es decir sin ajuste a condiciones de gestión o legislativas, el llamado a la unidad a nivel nacional tuvo sus réplicas en la provincia, con reuniones y mitines de dirigentes de distintos espacios es todos los puntos del territorio bonaerense.

Claro que la dirigencia aún está lejos de limar las asperezas y como venimos sosteniendo en este espacio semana a semana, sigue en debate el lugar que debería ocupar el kirchnerismo en general y Cristina Kirchner en particular, lo que para algunos representa un límite y para otros una oportunidad.

Pero lo cierto es que lentamente la discusión sobre el rol de la ex presidente va siendo desplazado por las urgencias que se ponen en juego ante cada decisión de política económica del gobierno nacional y eso en los distritos se traduce en intensos reencuentros de “compañeros” de militancia que empiezan a buscar coincidencias de cara al 2019.

El otro eje es el legislativo, en el que claramente hay dos sectores bien definidos, por un lado, los aliados del oficialismo que comanda Julio Pereyra, en un bloque que quedó demasiado expuesto en las últimas sesiones de la cámara de diputados del año pasado, por lo que no será fácil convalidar todos los proyectos de Cambiemos como seguramente les será requerido.

En la vereda de enfrente el bloque de Unidad Ciudadana, que se instaló desde el momento 0 como el único bloque importante claramente opositor y que ahora empieza a encontrar un terreno fértil en el terreno sindical que multiplica las protestas y solo consigue rebote en el kirchnerismo bonaerense.

El desafío real de la conducción del PJ es tender puentes entre los dos planos de acción y alcanzar algún tipo de equilibrio, para luego entusiasmar al resto de la dirigencia que se encuentra alejado del partido desde mucho tiempo atrás.

Coment� la nota