“La gente ya no llena los changuitos en los supermercados”

“La gente ya no llena los changuitos en los supermercados”

Guillermo Bianchi, secretario general del Sindicato Empleados de Comercio, analizó en diálogo con Cazador de Noticias, la crisis que atraviesa Carrefour y enfatizó que “el modelo económico de la Argentina no le sirve a los supermercados”. De todos modos, advirtió: “No puede ser que para corregir la mala gestión de los CEOs de las empresas o el escaso resultado de un modelo económico como este, la única forma sea despidiendo trabajadores”.

La crisis que atraviesa la cadena de supermercados Carrefour sigue en boca de todos. Luego de la presentación del procedimiento preventivo de crisis a comienzos de mes, el Sindicato de Empleados de Comercio puso el grito en el cielo y entonó, públicamente, que no permitirán ni un solo despido. A nivel local, el secretario general Guillermo Bianchi mantuvo la misma línea y, en diálogo con Cazador de Noticias, enfatizó: “No puede ser que para corregir la mala gestión de los CEOs de las empresas o el escaso resultado de un modelo económico como este, la única forma sea despidiendo trabajadores”.

“La historia de Carrefour es el emergente de un problema que se viene sucediendo en Argentina hace dos años: la caída abrupta del consumo y una serie de parámetros económicos que no terminan de dar resultado. Hay una flaqueza muy grande en el modelo económico de la gestión Macri. Hago hincapié en esto porque son los fundamentos que plantea Carrefour, en su procedimiento preventivo de crisis que hemos leído minuciosamente, en el que denuncian el problema de la inflación, la falta de competitividad a partir de la caída del consumo, las altas tasas provinciales que pagan y ponen como ejemplo el problema de la informalidad, señalando los supermercados asiáticos”, contextualizó el dirigente gremial.

“Carrefour propone modificar algún formato de sus hipermercados y llevarlos a maxis (mayoristas), pedir la quita de aportes patronales que está pensada de acá a dos años, la rebaja de una serie de bajas patronales y que se rebaje Ingresos Brutos en las distintas provincias, porque la tasa ha aumentado con la última reforma fiscal”, enfatizó Bianchi mano a mano con Cazador de Noticias. “A la vez, el punto más cuestionado por nosotros es que habla de despidos. Que para solucionar el tema necesitan despedir equis cantidad de trabajadores”.

No obstante, Bianchi aclaró explicó que “el procedimiento preventivo de crisis es legal” ya que “las empresas antes de despedir o cerrar sucursales, cuando están en una crisis manifiesta, es decir, que tienen que presentar pruebas, pueden proponer un mecanismo de medidas para evitar la crisis final”.

En términos nacionales, Carrefour cuenta con más de 17 mil empleados y, en Mar del Plata, en las tres bocas de atención, la cifra ronda los 260. “No puede ser que para corregir la mala gestión de los CEOs de las empresas o el escaso resultado de un modelo económico, como este, la única forma sea despidiendo trabajadores”, reprochó Bianchi.

-¿Carrefour está mal económicamente por culpa de los chinos?

-No, en absoluto. Hay problemas de los CEOs y el plan económico nacional. No vamos a defender a los chinos ya que ellos también tienen sus problemáticas, pero no se lo puede mezclar con el proceso que está atravesando Carrefour. Amén de los problemas de las políticas internas, ya que las ideas de sus CEOs no estuvieron a la altura de las circunstancias – por eso los sacaron y ahora también hay críticas a las autoridades actuales –, la gente ya no llena los changuitos en los supermercados. Entonces, el modelo económico de la Argentina no le sirve a los supermercados. La gente compra lo del día, lo de la semana… por eso la compra de cercanía le ha ganado al formato de los supermercados”.

Bianchi estimó que un changuito “promedio” está entre los 4 mil y 7 mil pesos. “Eso sale llenar un carro en Carrefour”, contextualizó el dirigente gremial antes de remarcar.

EL LUNES, NUEVA REUNIÓN EN CABA

La reunión entre los representantes de Carrefour, el gremio de Empleados de Comercio y las autoridades del Ministerio de Trabajo, quedó suspendida hasta el lunes 16 de abril. “Hoy hay un acercamiento con la empresa. Nos negamos a que haya un solo despido. A cada pedido hay una contraparte, por eso no están agotadas las vías de negociación”, concluyó Bianchi.

De todos modos, trascendió que la negociación está demorada por algunos motivos: la confección de la lista de los retiros voluntarios que daría la empresa (que se habría comprometido a no despedir personal) y la presión del Sindicato de Choferes de Camiones que conduce Pablo Moyano (hay 1.500 trabajadores de Carrefour afiliados a ese sindicato).

Coment� la nota