El Gobierno anunció suba a estatales por la paritaria 2018: 3% y un bono

El Gobierno anunció suba a estatales por la paritaria 2018: 3% y un bono

Lo acordaron el Gobierno y UPCN y beneficiará a unos 180.000 trabajadores de la administración pública nacional. En mayo se discutirá la nueva paritaria

La paritaria 2018 de los trabajadores de la administración pública nacional terminó de cerrarse finalmente con un último reajuste salarial, aunque el incremento anual quedó muy lejos de las actualizaciones fijadas en el sector privado formal y marcó una pérdida de alrededor de 20 puntos respecto a las inflación acumulada durante el año pasado. Según el entendimiento sellado por funcionarios de los ministerios de Hacienda, Producción y Trabajo y el vicejefe de gabinete, Andrés Ibarra, y el gremio de Upcn, el más representativo de la actividad que lidera el dirigente Andrés Rodríguez, los empleados estatales nacionales recibirán con los salarios de mayo un incremento de 3% (calculado sobre el sueldo de junio de 2018, es decir sin considerar para la base de cálculo los aumentos posteriores a ese mes), en tanto que con las remuneraciones de abril percibirán una suma fija por única vez de $ 2000.

Adicionalmente a la mejora, de dispuso una recomposición de 13% sobre los montos actuales del plus por presentismo que cobra el personal de la actividad. Con la nueva actualización, el aumento salarial acumulado por la paritaria 2018 para los cerca de 180.000 trabajadores del sector público nacional redondeará un 28%, es decir casi 20 puntos por debajo de la inflación que el año pasado cerró en el 47,6%.

El acuerdo fue oficializado sorpresivamente por Upcn casi a la par de que Ibarra anticipaba que se resolvería en las próximas horas. “El gremio se apuró para salir a anunciarlo”, deslizaron -con cierto malestar- en la Casa Rosada. “El acuerdo se produjo en el contexto de la difícil situación económica por la que atraviesan los argentinos, por lo que Upcn decidió acortar e intensificar los plazos de la negociación paritaria para lograr una revisión, cada vez más acotada, de la realidad salarial y el incesante deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores”, explicó Rodríguez en el comunicado de prensa que confirmó el nuevo incremento salarial.

Desde la conducción de ATE, el otro gremio que nuclea a los agentes públicos nacionales, repudiaron el acuerdo salarial al advertir que es “una ofensa” para los trabajadores. “Están colocando a los estatales un 50% o 60% por debajo de la línea de pobreza ya que la oferta no alcanza a cubrir la inflación de los últimos meses”, indicó la dirigente Silvia León, secretaria de organización de ATE Nacional. El gremio participó brevemente de la reunión con el Ejecutivo, pero se retiró de la mesa de negociación previo al cierre del entendimiento.

Mirá tambiénGiacomini: estamos en una ruta que nos lleva a una crisis con hiperinflación, de ...

Mientras que la gran mayoría de los gremios del sector privado y varios sindicatos de estatales provinciales lograron renegociar las paritarias de 2018 y en los últimos meses acordaron incrementos adicionales para recortar la pérdida del poder adquisitivo, en el caso del personal del Estado nacional la recomposición estuvo lejos de compensar la suba de precios acumulada en el período. El acuerdo paritario sectorial incluyó en junio pasado una suma fija no remunerativa y no bonificable de $ 2000 para los empleados con salarios inferiores a los $ 100 mil más un aumento de 15% dividido en tres tramos (julio 3%, agosto 6% y septiembre 6%). A ello se sumaron otras dos sumas fijas de $ 2000 y $ 4000 en octubre y noviembre, el bono por única vez de $ 5000 acordado por la CGT para todos los trabajadores y una suba de 10% en dos cuotas iguales de 5% en enero y febrero.

Coment� la nota