Se impone la reforma laboral de hecho en las automotrices bajo amenaza de despidos

Se impone la reforma laboral de hecho en las automotrices bajo amenaza de despidos

En Renault se acordó un convenio que prevé una reducción de la jornada laboral a seis horas. Además, habrá suspensiones temporales y los trabajadores cobrarán 70% del sueldo. En Toyota se extenderá a 5 años los años en los que permanecerán los ingresantes como contratados y seguirán las suspensiones.

Frente al complicado panorama que enfrentan las terminales automotrices, con caídas de ventas en el mercado local y un Brasil que no levanta, las automotrices ya diseñan una reforma laboral de hecho, para adecuarla a cada uno de los casos. Renault y Toyota hicieron punta de lanza, pero no se descarta que se replique en otras plantas.

En Córdoba directivos de Renault y representantes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) firmaron un acuerdo con el objetivo de "proteger la fuente laboral y minimizar las pérdidas económicas" por el que la empresa se compromete a no despedir y los trabajadores aceptan bajar sus salarios.

El acuerdo contempla una reducción de la jornada laboral y de sus sueldos, que quedarán al 70% del nivel actual, informó el diario La Nación.

El convenio se hizo ante el Ministerio de Trabajo provincial y el texto regirá hasta el 31 de marzo de 2020. Prevé una reducción de la jornada a seis horas y dos turnos de trabajo para los operarios comprendidos en el convenio colectivo de trabajo 15/89 "E".

El primer turno es de 6 a 12 y el otro, de 12 a 18 horas. Por el tiempo de reducción de jornada diaria, la terminal pagará el 70% del salario neto.

El convenio prevé, además, suspensiones temporales (se mantendrá el pago del 70% del sueldo neto) de las actividades productivas en la planta de vehículos particulares y pickups, la posibilidad de que el personal adelante vacaciones y la prórroga de 480 contratos a plazo fijo.

La terminal asume el compromiso de mantener los 1.500 puestos de trabajo vigentes, "no produciendo despidos por razones económicas o falta de trabajo".

En Toyota, cuya planta está ubicada en la localidad bonaerense de Zárate, la receta fue similar. Como había adelantado InfoGremiales los lunes continuarán trabajando medio turno por la mañana, sin producir pero con la gente adentro para evitar conflictos. Además habrá suspensiones el 21 de junio y del 29 de Julio al 2 de agosto inclusive.

La otra decisión trascendente en la terminal japonesa es que se pactó que los contratados, aproximadamente el 34% del total del personal operativo, permanecerá en esa condición hasta 5 años para no aumentar los costos empresariales. Hoy ese período suele rondar entre los 18 meses y los 2 años.

La estrategia comunicacional del gremio que llegó a los empleados de Zárate es que es mejor aceptar esas modificaciones a tener que soportar despidos, un temor que crece a medida que se extienden los períodos de vacas flacas.

Coment� la nota