María Eugenia Vidal intenta aislar a maestros y CTA y arregla con otros gremios

María Eugenia Vidal intenta aislar a maestros y CTA y arregla con otros gremios

Sus ministros tratarán de cerrar con UPCN y la Federación de Gremios Estatales en un 15%  más presentismo.

María Eugenia Vidal intentará aislar al Frente Gremial Docente y a los gremios de la administración pública agrupados en la CTA, la central obrera más refractaria al gobierno macrista, cuando este martes sus ministros reciban a los sindicalistas de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia (Fegeppba), en procura de un acuerdo salarial con tope en el 15% escalonado, más adicionales por presentismo.

Esta vez, la gobernadora decidió no aguardar el resultado de la paritaria docente para avanzar con los aumentos en otros sectores de su administración. Los maestros ya tienen decidido un paro con movilización este jueves, con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los médicos de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) y la Asociación Judicial Bonaerense (AJB). Representan el soporte de la CTA. Aunque el Frente Gremial Docente está convocado para mañana, la previsión oficial es que nuevamente habrá rechazo sobre el 15% de incremento, más 6.000 de presentismo y 3.000 por capacitación. Resultado: el paro y la movilización a la Gobernación es un hecho.

Mirá tambiénPrimer paso en la carrera para elegir a un juez electoral clave

Para confrontar ese efecto, la gestión Vidal expondría el avance con el resto de la administración pública. Si ello ocurre, porcentajes similares de esa paritaria serían trasladados a la Policía y al Servicio Penitenciario, entre otros. Y, con ese sostén político, quedaría como último recurso del Ejecutivo la aplicación por decreto del aumento a los sectores “rebeldes” como maestros y judiciales. Hasta ese momento, el gobierno mantendrá abierta la discusión paritaria con las organizaciones sindicales del FGD (Feb, Suteba, Sadop, Amet, Udocba y Uda), y el par de entidades acompañantes.

Desde ahora, la pulseada es política. Se dirime en parte con el condicionante de la opinión pública. Resuelta la ecuación salarial en gran parte de los estatales, ¿cuánto de voluntad habrá en la comunidad docente para sostener el paro?, ¿cuánto con el agravante del descuento por inasistencia y la posibilidad de evaporamiento de los 6.000 pesos de presentismo?. Con esta presión especula Vidal. Roberto Baradel (Suteba), habla de “chantaje” a los trabajadores. Constatan en el Frente que la posición oficial aparece irreductible. El mantenimiento de la oferta en cuotas a lo largo de año es decisión adoptada un escalón por encima de la gobernadora. El presidente Mauricio Macri percibe que una concesión mayor de ese porcentaje podría disparar expectativas inflacionarias que alteren la proyección del 15% pautado en Economía. Algunos gremios acordaron en ese segmento, Comercio entre ellos, pero otros van más arriba (Bancarios y UOM), en las cercanías del 20% o más.

En ningún caso, las consultoras privadas coinciden con el pronóstico del gobierno.

Mirá tambiénPor decreto, Mauricio Macri oficializó el plan de retiros voluntarios en el Estado

Buenos Aires dirime parte de la tensión con el bolsillo del asalariado. Los maestros estarían en el vértice de esa pulsión. Baradel, en este caso, y Mirta Petrocini (Feb ), los dos representantes de mayor volumen de afiliados, están decididos a evitar el quiebre interno entre sus representados, aunque sea con apelaciones simbólicas.

La semana pasada, a metros de la Gobernación, los gremios docentes instalaron por unas horas, una “carpa blanca” a semejanza de la que permaneció dos años (1997-1999) frente al Congreso Nacional en procura de mejores salarios y ampliación de recursos para Educación.​

Coment� la nota