Un moyanista reemplaza al "Caballo" Suárez, con $ 200 millones en la caja

Un moyanista reemplaza al

Desde febrero, Raúl Durdos estará a cargo del gremio de los portuarios. Es tras una intervención de dos años.

Para febrero, mes en que el SOMU volverá a sus afiliados, habrán pasado dos años de intervención judicial, con tres interventores que, en etapas, se encargaron de avanzar sobre distintos ejes: Gladys González, que fue quien que investigó y puso tras las rejas a Omar “Caballo” Suárez, aunque desde la semana pasada goza de una polémica prisión domiciliaria. Luego se sucedieron Alfredo Bertonasco y Silvio Torres, quienes aseguran haber saneado el gremio en cuanto a mejorar la situación financiera y las prestaciones a los afiliados (atención en general y brindar capacitaciones, entre otras cuestiones), además de llevar adelante las elecciones en las que compitieron dos listas.

Desde el Gobierno se esperanzan con que el “modelo SOMU se replique en próximas elecciones sindicales”, algo que el mismísimo Mauricio Macri proclamó hace tiempo cuando habló de “transparentar” los gremios. Refería a elecciones que lleven verdaderas ofertas electorales y no que sea siempre la misma lista y otra que sólo sea testimonial para validar el resultado de la oficialista. Y un dato más: los marinos votaron mediante el sistema de Boleta Única Electrónica (BUE).

Sobre el final de la intervención y a un mes y monedas de devolver el gremio a los afiliados el que habló con Clarín fue Torres, contador público de profesión e interventor designado por el juez Rodolfo Canicoba Corral. “Ninguno puso en tela de juicio el resultado electoral”, destaca. Y agrega: “Votó el 68% del padrón y la gente venía a votar porque quisieron elegir a sus dirigentes; antes no lo hacían porque estaba todo armado para que ganara Suárez”. Y un dato más no menor: Torres indica que el SOMU quedará con 200 millones de pesos a disposición de las nuevas autoridades. Tener en cuenta que según denunció González ni bien recibió el gremio denunció un rojo de 5 millones de pesos. Aún es una incógnita si Canicoba levantará la intervención de la obra social en manos de su cuñado, Ramiro Tejeda.

En la elección gremial ganó Raúl Durdos, cercano al moyanismo y de la lista 18, que incluye a la "Juan Ocampo", cuyo referente principal es el primer denunciante del “Caballo”, Alejandro Giorgi. Mucho se especuló sobre la inclinación del Gobierno vía intervención para que ganara el otro candidato, Rubén Manno, quien era tildado por sus contrincantes como “la continuidad del suarismo y oficialista”. Perdió por 687 votos.

Torres se despega de la polémica: “Valoramos que se respetó el resultado electoral y que tuvimos elecciones. Estamos gratamente sorprendidos por la fuerza y ganas de la nueva conducción y en especial destaco a Daniel Mereles (será el futuro secretario adjunto) que con sólo 35 años tiene un futuro brillante en el sindicalismo argentino". Y redondea: “Lo que podemos asegurar es que nadie que formó parte del Secretariado General de Suárez ocupará un lugar en el Consejo Directivo del SOMU”.

Paréntesis: la influencia moyanista no es menor para el Gobierno porque el combo de la familia camionera, en esta lucha del poder con el Ejecutivo, alcanza a su propio gremio, a la empresa de correos OCA, al club Independiente y ahora al sector portuario. El "Caballo" Suárez durante la entrevista que brindó a la TV desde la cárcel acusó a Hugo Moyano de haber orquestado el plan para llevarlo a la cárcel “y quedarse con el gremio”. En cualquier caso, Torres evitó fijar posición sobre una cuestión "política gremial ajena al proceso de normalización".

Comentá la nota