Murió Noemí, mujer de Segovia, y apuntan a la Bazterrica por mala praxis

Murió Noemí, mujer de Segovia, y apuntan a la Bazterrica por mala praxis

Murió la mujer de Nestor Segovia, metrodelegado quien ingresó a la señora a la Clinica Bazterrica por un botón gástrico y en donde los médicos no tuvieron en cuenta el cuadro de salud de la paciente, que padecía ELA. No le suministraron los medicamentos y le colocaron morfina.

Noemí, la mama de los hijos de Néstor Segovia, secretario Adjunto de la Agencia Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro –AGTSyP- falleció la madrugada del viernes a raíz de una mala práctica profesional de la Clínica Bazterrica, quienes atendieron a la mujer por un botón gástrico y no tuvieron en cuenta la Esclerósis Lateral Amiotrofia, sin suministrarle sus medicamentos por varias horas y sin alimentarla.A principios de agosto, Segovia reclamó al Ministerio de Salud de la Nación por la autorización de una operación para Noemí por parte de su obra social sin tener respuestas.

El 6 de agosto, la señora, medicada contra la ELA, ingresó a la Bazterrica para una operación gástrica, y los médicos y enfermeras no le suministraron los remedios, Noemí no comió durante varias horas, y fue allí cuando se complicó su salud, en cuestión de horas

También, lo que está en objeto de análisis no solo es la parte profesional de los directivos de la clínica, sino también en su ética moral, ya que desde el momento en que el caso adoptó notoriedad en los medios, algunos doctores y enfermeros comenzaron a cuestionarse quién era la mujer de un tal Segovia. Desde ese instante, Noemí fue una paciente “con coronita”, lo cual desató la ira del metrodelegado. “¡Por más que sea la mujer más humilde del mundo, ustedes la tienen que atender igual!”, le habría gritado el dirigente gremial a los médicos de la Bazterrica.

Horas antes de su deceso, Noemí estaba bailando en la habitación y riendo junto a sus seres queridos y a raíz de una sucesión de hechos profesionales que serán objeto de investigación, el sistema de salud en la Argentina y la poca humanidad de algunos encargados de proveer opciones de vida, siete hijos quedaron sin su mama.

Coment� la nota