Los pilotos se reunieron con el ministro de Trabajo cordobés y descartaron medidas de fuerza

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) se reunió con Omar Sereno y se abrió un canal de diálogo que permitió desactivar las posibilidades de un conflicto mayor por el despido de un piloto que es delegado gremial.

Según explicó a Télam, Pablo Biró, secretario general de APLA, "fuimos recibidos por el titular de la cartera laboral y hablamos largamente de toda la problemática laboral de nuestra actividad y del despido de nuestro compañero, José Vázquez Díaz".

El dirigente gremial de los pilotos aclaró que "el despido de nuestro compañero, que además es delegado, fue verbal y no se le envió telegrama de cesantía".

Biró añadió que "ante lo conversado con el ministro Sereno, que se comprometió a evaluar todos los reclamos, entre los que figuran el encuadramiento sindical y a convocarnos a un nuevo encuentro, APLA garantiza la 'ausencia total de medidas de fuerza'".

Según trascendió, este giro de 180 grados de la conducción de APLA, que estaba dispuesta a ir al conflicto en defensa del delegado piloto, se debió a la rápida reacción del ministro de Trabajo provincial, quien se hizo cargo personalmente del entuerto y se comprometió a trabajar de inmediato en los temas acordados.

El titular de APLA había anunciado a poco de llegar a la sede del Ministerio de Trabajo provincial a una reunión convocada por esa cartera, que peligraban "los vuelos desde y hacia Córdoba a destinos nacionales e internacionales si la Gobernación no restituye en el cargo al delegado de los pilotos en la provincia, José Vázquez Díaz, despedido hace días".

Comentá la nota