En el primer mes de la cuarentena se perdieron 105 mil empleos en blanco

En el primer mes de la cuarentena se perdieron 105 mil empleos en blanco

Los datos del Sistema Previsional superan la caída proyectada para marzo previo a la pandemia. Respecto de igual mes de 2019 la reducción fue de 209,2 mil puestos formales.

La cuarentena empezó a regir el 20 de marzo y el impacto en el empleo no tardó en hacerse sentir incluso con la prohibición de los despidos. De acuerdo a las cifras que maneja el Ministerio de Trabajo en función del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), ese mismo mes se perdieron 105 mil puestos de trabajo en blanco, es decir el 0,9%. El Ministerio no presenta datos del empleo informal.

La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) elaborada antes de que se desatara la pandemia ya había dado cuenta de una caída proyectada del empleo del orden del 0,5% por el proceso recesivo, pero en la realdiad teriminó siendo de casi el doble. Y las expectativas no repuntan: la EIL para el mes de abril estimaba que el trabajo seguiría en caída y se contraería 0,6%.

De esta forma, en la comparación interanual la caída fue de 209,2 mil empleos (1,7%) hasta los 11,929 millones de puestos registrados. Es decir que de todos los empleos perdidos en el transcurso de los últimos doce meses, la mitad se perdió solo en el último mes.

"En marzo, mes que comenzaron las medidas del aislamiento social, a partir de la información del SIPA se contabilizaron 105 mil trabajadores registrados menos en relación al mes anterior (en la variación desestacionalizada), este número representa una caída del 0,9% en la cantidad total de personas ocupadas en la economía formal. Tal disminución se debió, fundamentalmente, a la contracción del empleo asalariado privado, que se redujo un 0,8% (48 mil trabajadores menos) y al trabajo monotributista que cayó un 2,8% (45 mil trabajadores)", detalló el informe del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

También respecto de febrero, se registraron las bajas de 7,6 mil (-1,5%) trabajadores de casas particulares, mientras que el empleo público presentó una variación de 0,3% (+8,6 mil).

Así, 9,642 millones de trabajadores está bajo relación de dependencia (80,8%), de los cuales el 62% son del sector privado, 5% son personal de casas particulares y el restante 33% son empleados públicos de los tres niveles del Estado.

"Por su parte, la cantidad de trabajadores no asalariados cayó 2,5% (-58,2 mil trabajadores). Todas las categorías dentro de esta modalidad mostraron una sensible retracción: -2,8% monotributistas (-44,4 mil); -1,9% monotributistas sociales (-6,9 mil); y -1,8% autónomos (-6,8 mil)", aclaró el Ministerio.

Cabe aclarar que la caída en el empleo obedeció más al freno de las contrataciones que a los despidos y renuncias. La tasa de desvinculaciones se redujo un 50% interanual, aclararon desde Trabajo al tiempo que precisaron que "El mecanismo de ajuste del empleo asalariado se explica por el casi nulo nivel de contrataciones de nuevo personal registrado durante el período analizado. Frente al escenario impuesto por la pandemia, las empresas decidieron congelar las contrataciones habituales, de forma tal que, a pesar de observarse también una drástica contracción en el volumen de desvinculaciones, las que se encuentran en su mínimo histórico, superaron a las casi nulas incorporaciones, provocando la caída del nivel de empleo".

Respecto de febrero, tres provincias presentaron una variación positiva: Misiones (+2,0%), La Rioja (+0,9%) y Río Negro (+0,1%). Mientras que las caídas más importantes se observaron en Catamarca (-1,9%), Mendoza (-1,7%), San Juan (-1,2%), Tierra del Fuego (- 1,2%), San Luis, Santiago del Estero (-1,1%) y Córdoba (-1,0%).

En tanto que en la comparación interanual, ninguna provincia le escapó a la pérdida de puestos de trabajo. "Las mayores caídas se verifican en Tierra del Fuego (-6,7%), San Juan (- 6,1%); San Luis (-4,7%), Santiago del Estero (-4,6%), CABA (-3,8%), Córdoba (-3,7%) y Mendoza (-3,4%). Teniendo en cuenta su peso en el empleo total, las provincias que incidieron fuertemente en la reducción general del empleo fueron: Buenos Aires (-3,1%) y Santa Fe (-2,9%)", detalló el informe oficial. Santa Cruz (-0,1%), Neuquén (-0,4%) y Chubut (-0,5%) fueron las que menos empleos perdieron.

Si se lo analiza por sectores, en la comparación con febrero solo uno de los catorce presentó una variación positiva del empleo. "Ese sector fue Suministro de electricidad, gas y agua (+0,2%). Por su parte, en Servicios sociales y de salud el empleo se mantuvo estable. En el resto de los sectores se registraron caídas del empleo, de las cuales las más importantes en términos porcentuales se registraron en Pesca (-5,3%); Construcción (-4,6%); Hoteles y restaurantes (- 1,7%); y Servicios comunitarios, sociales y personales (-1,4%). Las industrias manufactureras, Comercio y reparaciones y Enseñanza mostraron caídas en el orden del 0,4%", agregó el Ministerio.

Comentá la nota