Sindicalismo y cambio climático: “Tenemos que cambiar la cabeza”

Sindicalismo y cambio climático: “Tenemos que cambiar la cabeza”

El Cambio Climático tiene impacto directo en la vida de las personas, aunque no siempre somos capaces de discernir lo que ello implica. El tema suele estar en la agenda política como una circunstancia protocolar lateral. El Movimiento Obrero ha dado sobradas muestras de preocupación en torno a esta problemática mundial, aunque el camino que se recorre es lento y sinuoso.

Mariano Moreno, Secretario Adjunto del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, se convirtió en un especialista sindical sobre el Cambio Climático, para él es un tema determinante sobre todo porque “si se deja avanzar esta situación, habrá más pobreza”. Lo que significa que la cuestión supera la visión ecologista.

“En un planeta, que está en emergencia alimentaria, los fenómenos adversos del cambio climático la van a incrementar”, afirmó el dirigente sindical, en tal sentido agregó que  en el Atlántico Sur, por ejemplo, “se ha perdido un 40 5 de los bancos de coral que son oasis en el mar, capaces de generar vida y alimento, por supuesto, para esa vida. Pero también el hecho de contaminación, los gases de efecto invernadero, han generado la acidificación del agua de mar, lo que le resta capacidad al océano para filtrar el 25 % de la atmósfera”.

En tal sentido Moreno sostuvo: “Todo este proceso que se generó a partir del incremento de la temperatura, producido por la actividad humana es lo que hoy no está devolviendo la naturaleza con estas cuestiones. Lo que incluye la modificación del planeta en su geografía: tenemos lagos que están desapareciendo, glaciares que están retrocediendo. Estamos hablando, cuando decimos lagos, glaciares, polos, de agua potable”.

Moreno subrayó que “la hoy mismo la Argentina está siendo escenario de otro de los efectos importante del cambio climático. Una bajante en el río Paraná que está sobrepasando los niveles normales en la media dela bajante y también en el tiempo que perdura. Para que esto se solucione tiene que haber, por ejemplo, lluvia en el Amazonas. Desde allí venimos con unos incendios que han devorado gran parte de esa selva, lo que genera que gran parte de esa lluvia no estén llegando en cuanto a cómo tendría que suceder”. 

El representante gremial destacó la importancia que tiene asumir la responsabilidad y el compromiso del cuidado de la “casa común”: “Como sindicalistas tenemos la obligación de preservar los intereses y la vida de los trabajadores, las mejores condiciones para ellos, que no se restringen, solamente, al ámbito laboral. El trabajador es un ser social que tiene una familia  que hoy puede estar iniciando un proceso donde los efectos del cambio climático van a hacer una vida quizá mucho más difícil. Nosotros tenemos el concepto que tenemos que salir del ámbito netamente sindical y avanzar sobre un cuidado integral de los trabajadores y su familia”.

Moreno concluyó que es se puede ver el fenómeno del cambio climático “como un posibilidad. La cuestión es alarmante cuando lo vemos de entrada y sabemos cuáles son los efectos y cuáles son las consecuencias. Pero también es virtuoso cuando vemos que si hacemos lo que realmente hay que hacer se pueden alcanzar las metas. Nosotros haciendo lo que tenemos que hace la humanidad puede alcanzar la eliminación de la pobreza, por ejemplo”.

“Es decir, de pasar a que haya más de 300 millones desplazada porque no van a tener recursos en las zonas donde habitan hoy a poder decir, haciendo lo que se debe hacer, que eliminamos la pobreza del planeta. Para eso tenemos que hacer un pequeño cambio: cambiar al ser humano. Tenemos que apartarnos de nuestra cultura de consumo en nuestra cultura diaria. Tenemos que cambiar la cabeza”, finalizó Moreno.

Comentá la nota