Trabajo suspedió las elecciones del gremio de Aversa por irregularidades "Antidemocráticas"

Trabajo suspedió las elecciones del gremio de Aversa por irregularidades

Luego de la denuncia de irregularidades en el proceso y la separación del cargo de manera “antidemocrática” a una miembro de la comisión directiva del SUMA,  la Secretaría de Trabajo ordenó detener el proceso electoral del Sindicato Unificado de Municipales de Avellaneda (SUMA), que conduce Daniel Aversa.

La suspensión del proceso eleccionario en el gremio SUMA quedo ratificada a partir de una resolución de la Secretaría de Trabajo nacional. La decisión fue tomada tras la petición de una empleada del sindicato por maniobras “antidemocraticas”, que además presentó 200 firmas avalando la suspensión de la elección de autoridades.

Emilia Segovia, pese a ser parte hasta el próximo año de la conducción del SUMA, pidió a la cartera laboral (que depende del Ministerio de Producción) que suspenda los comicios internos por variadas irregularidades. Cabe destacar que Segovia es una trabajadora municipal de Avellaneda con más de 30 años. 

“El proceso fraudulento de convocatoria a elección de autoridades del sindicato” (SUMA), que no cumplió “con las exigencias de la Ley nacional 23.551 de Asociaciones Sindicales, siendo ésta la que establece la normativa en los procesos electorales”, consta en el expediente armado en Trabajo, donde la trabajadora municipal presentó la denuncia.

Según manifiesta en la presentación, Segovia fue apartada de su cargo en la Secretaria de Turismo “por decisión antidemocrática de Aversa, debido a los constantes reclamos por parte de la dirigente exigiendo claridad en los actos administrativos y financieros del SUMA”.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), es el único que reúne las condiciones legales para negociar y firmar las paritarias en representación de los trabajadores municipales del distrito. Pero de un tiempo a esta parte, la discusión salarial en el Municipio de Avellaneda estuvo signada por la pelea con Ejecutivo, y por la negativa del  STMA de no aceptar la presencia de un gremio (SUMA) afín al intendente Jorge Ferraresi en la mesa paritaria, producto de la constante convalidación a las propuestas del jefe comunal.Gracias a la buena relación que mantiene el gremio que conduce Daniel Aversa con el intendente de Avellaneda, el oficialismo ha logrado firmar acuerdos salariales casi sin discusión. Estos acuerdos son rechazados y considerados desde el sindicato de mayor representatividad de trabajadores municipales, que conduce Hernán Doval, como “una reunión de amigos”.

La decisión que partió desde la Secretaría de Trabajo, que ordenó detener el proceso electoral del SUMA podría desarmarse la articulación de las partes que le permite al oficialismo firmar cada año negociaciones salariales.

En este marco, el Secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellanada (STMA) Hernán Doval, tras los rumores de intermediarios para las negociaciones salariales marcó posición y fue contundente en sus declaraciones:“No estoy pensando en un intermediario para hablar de paritarias con el Municipio. La ley dice que no se necesitan veedores para lograr las paritarias, si se pone uno es porque quieren vulnerar la ley”.

El SUMA apareció en escena  hace unos años cuando las discusiones paritarias, y la exigencia del cumplimiento de todos los derechos de los trabajadores municipales de Avellaneda enmarcados en la Ley 14.656 fueron aumentando la temperatura y profundizando las diferencias entre el Ejecutivo y el gremio que conduce Doval (co-autor de la ley). Ya con el SUMA en escena, Ferraresi logró firmar paritarias sin el aval del sindicato que tiene la personería gremial, el STMA.

Estas diferencias también se trasladaron al plano provincial donde la  Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense (Fesimubo), que conduce Rubén “Cholo” García, tiene la mayor representación de trabajadores municipales a lo largo y ancho de toda la provincia de Buenos Aires, y a la cual está adherido el STMA; mientras que el SUMA se integra a la vieja federación, que maneja Oscar Ruggero y Humberto Bertinat, de la que Aversa formó parte del secretariado en el año 2018.

Coment� la nota