La pauta de las paritarias 2021 subió otro escalón y se encuentra por encima del 40%

La pauta de las paritarias 2021 subió otro escalón y se encuentra por encima del 40%

El común denominador gremial, para buscar resguardo al incremento sostenido de precios, es la cláusula de revisión. Los aumentos de precios castigan los sueldos de trabajadores registrados y sindicalizados y para los "fuera de convenio" la estimación de empleadores para otorgar mejoras salariales fue sobre una inflación anual por encima del 41,69%. No obstante en el ministerio de Economía ve con desgrado los incrementos a trabajadores del Congreso (40%) y PAMI  (43%)

 

 

Cerca de la mitad del año, la pauta salarial que arrancó con el 29% de inflación fijada en el Presupuesto Nacional y en abril se elevó al 35% asoma con impulso al 40%. Así lo expresan tanto los valores de los acuerdos paritarios como también las cláusulas de revisión firmadas desde la premura gremial por la suba de precios, sobre todo en productos alimenticios.

Las inminentes pulseadas de Camioneros y Bancarios pueden incluso potenciar el alza.

 

El promedio de convenios de salario hasta abril fue del 32,7% anual, mientras que los firmados en mayo rondaron el 36,6%, según reseñaron consultoras privadas y observatorios sindicales que analizan los números las paritarias 2021.

El común denominador gremial, para buscar resguardo al incremento sostenido de precios, fue apelar a la cláusula de revisión. Y la incidencia inflacionaria no sólo abarca a trabajadores registrados y sindicalizados sino que en el sector de los "fuera de convenio" la estimación de empleadores para otorgar mejoras fue sobre inflación anual por encima del 41,69%, tal cual lo detallara un informe de la consultora global Mercer que publicó BAE Negocios.

Si de revisión se trata, en la provincia de Buenos Aires los médicos nucleados en la Cicop, el Frente de Unidad Docente y los judiciales ya plantearon la necesidad de sentarse a la mesa para renegociar.

Hay cuestiones no sólo vinculadas a factores económicos que juegan en la dinámica salarial. Por un lado el siempre gravitante nivel de poder de fuego sindical, donde Camioneros ya anticipó que no aceptará menos del 40%, como también la matriz política que juega su rol, a veces potente, en las paritarias.

Pruebas recientes y que realzaron diferencias de criterios dentro del oficialismo fueron los acuerdos que se alcanzaron tanto en la órbita del Congreso como para los trabajadores del PAMI. Más allá del el 40% y 43%.

El ministro de Economía; Martín Guzmán, no avala acuerdos de salarios por más del 35%, en franca oposición a lo dispuesto en las paritarias públicas mencionadas. En el caso del PAMI, para salvar esas asperezas se  llegó al 43% a partir de consignar un aumento de 35 puntos -acorde con las previsiones de Economía- más el 8% con adicionales de "unidades retributivas", según confiaron fuentes de esa negociación a este medio. 

Guzmán ya avizoraba el escenario de hoy hace meses cuando almorzó con centrales obreras y el tópico política salarial fue uno de los ejes de aquellas reuniones con núcleos gremiales alineados con la Casa Rosada. Los sindicalistas llegaron expectantes de que se concretara la premisa oficial "para que los salarios le ganen a la inflación".

El detalle paritario a partir de abril destaca que sin el perfil de "trámite simple" que se esperaba en un principio la UOM acordó un 35,2%; luego fue la UOCRA que firmó por 35,8% y Comercio, selló su actualización por el 32%, en una discusión más serena que la controversial edición 2020.

Obras Sanitarias alcanzó el 32%; los estatales nacionales el 35%, valor realzado por los sindicatos de ese sector; la UTA, para choferes de corta y media distancia del AMBA, el 37% con la imposibilidad de replicarlo en el interior todavía; los ferroviarios 37,5%; empleados plásticos 36%; docentes nacionales 34,6%; universitarios docentes y no docentes 35%; petroleros 35%; estacioneros y empleados de garajes 34%; encargados de edificio 32% y trabajadores de la carne 30%.

Comentá la nota