Bebote Álvarez acusó a los Moyano de “lavar plata en Independiente”

Bebote Álvarez acusó a los Moyano de “lavar plata en Independiente”

El barra brava detenido denunció que el presidente del club y su hijo compraban "jugadores lesionados y los hacían pasar por sanos". Las frases más fuertes.

El líder de la barra brava de Independiente, Pablo "Bebote" Álvarez, negó este miércoles haber amenazado al técnico Ariel Holan y dijo que quienes lo amenazaron fueron "los Moyano", responsabilizando al presidente del club, Hugo, y a su hijo Pablo. A su vez, los acusó de lavar plata en el club de Avellaneda.

"La amenaza fue la apretada de los Moyano: si no me denunciaban a mí por extorsión y secuestro, lo iban a denunciar a él (Holan) por financiar a la barra brava e iban a arruinar su carrera. Le iban a hacer una denuncia a él (Hugo) junto con (Juan Manuel, secretario ejecutivo de la Aprevide) Lugones y (Cristian, ministro de Seguridad bonaerense) Ritondo", reveló en una entrevista concedida a TyC Sports desde la cárcel.

Acerca de su diálogo con el entrenador del "Rojo", que lo acusó de haberlo extorsionado, contó que "Yoyo Maldonado (secretario del club) me autorizó a hablar con él". "Es una colaboración y, como se lo dije a Holan o a cualquiera, no tiene obligación, si quiere colabora y si no quiere no", agregó, e ironizó: "¿Cuántos jugadores muertos hubo, cuántos asesinatos hubo de los que no colaboraron?".

"Bebote" contó que le pedían al plantel "diez mil dólares por mes" e incluso sacó cuentas: "Con más de 20 jugadores da menos de 500 dólares cada uno, cuando se llevan más de 10 millones de pesos por año del club".

Además, el referente de la barra de Independiente disparó con munición pesada contra el presidente de Independiente Hugo Moyano y con el vicepresidente, su hijo Pablo, a los que acusó de "traer jugadores lesionados y los hacían pasar por sanos". "Traen muchos jugadores lesionados que traen para contratos de negocios de los dirigentes".

"Los Moyano traían a los jugadores lesionados y le hacían firmar al médico que se tuvo que ir porque no quería firmar. Así pasó con (Diego) Cebolla Rodríguez y (Walter)Ervitti, que no pueden jugar", afirmó.

Por ese motivo, Alvarez acusó a los Moyano "de lavar plata en Independiente", e incluso fue más allá y señaló que para la final de la Copa Sudamericana ante Flamengo de Brasil, "Camioneros revendió entradas".

Incluso separó al ex vicepresidente "rojo" Noray Nakis, quien está detenido, ya que el dirigente "está preso por querer hacer un negocio conmigo".

"Bebote" dijo sentirse amenazado y teme por su vida, de hecho en la cárcel en donde está alojado, sale solo al patio, sin ningún otro recluso: "ellos tienen todo armado para matarme".

"Espero no quedar como el jefe de Moyano, sería el colmo de los colmos. Si la barra es una asociación ilícita estaría en el Código Penal. No soy yo quien les paga las cosas a los pibes, el que les da los micros. ¿Quién es el jefe, el chancho o el que le da de comer? Yo soy el chancho y acá lo estoy pagando, en un corral (en referencia a la prisión)", cerró Álvarez.

Comentá la nota