“Una decisión no discutida”

“Una decisión no discutida”
En un encuentro, delegados de ATE Capital mostraron su desacuerdo con la participación en la marcha de mañana junto a Moyano. Sostuvieron que la central siempre se manejó de manera democrática y esta vez no se discutió.
Un encuentro de delegados de ATE Capital rechazó la convocatoria del titular de la CTA opositora Pablo Micheli a la marcha del 19 de diciembre a Plaza de Mayo, junto con la CGT disidente de Hugo Moyano. Micheli sufrió, así, un repudio a su estrategia en el gremio que conduce. Según se informó, más de 800 delegados de ATE Capital, junto a la mitad de la conducción local, manifestaron el “descontento por la decisiones tomadas unilateralmente por sobre los órganos democráticos” de ese sindicato y anunciaron que no acompañarán la movilización de mañana.

Consideraron en una nota que “nos enorgullece pertenecer a una organización que desde sus orígenes ha defendido las prácticas de la democracia sindical”, pero “es inútil predicarla sin ejercerla cotidianamente en nuestro accionar”. Lo firman, entre otros, Luciano Fernández (secretario gremial de ATE Capital), Marcelo “Nono” Frondizi (secretario general de la comisión interna de los Talleres Protegidos del Borda), Guillermo Varela (comisión interna de Vialidad Nacional) y Leonardo Castro (secretario de Acción Social de ATE Capital).

“La decisión de movilizar el 19 de diciembre no sólo no fue discutida en nuestros sectores de trabajo sino que fue una decisión de cúpulas”, reprocharon los delegados. “No estamos de acuerdo con medidas resueltas a espaldas de las instancias de participación, debate y decisión de nuestro gremio. Tampoco con que la comunicación de la misma sea a través de los medios de comunicación hegemónicos, mezclada con declaraciones altisonantes y que clausuran el debate entre los trabajadores”, dijeron.

Por otra parte, recordaron que “hace once años el campo popular se moviliza para recordar y homenajear a más de treinta compañeros caídos en esas jornadas de lucha contra el neoliberalismo”, en referencia a la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001. “Son fechas en donde como pueblo salimos a la calle para no olvidar y ratificar nuestras consignas y nuestra historia, cada uno con su tendencia política”, remarcaron.

“No estamos dispuestos a entregar esa fecha y que quede opacada por intereses ajenos a dicha conmemoración, más aún cuando hay sectores convocantes que fueron cómplices de la crisis que desembocó en dichas jornadas”, cuestionaron las alianzas de Micheli con sectores de la CGT.

El sector de ATE Capital indicó que “en la movilización propuesta, las justas demandas de los sectores populares son manipuladas, una vez más, con el objetivo de realizar un hecho político que nada tiene que ver con la resolución de las problemáticas de los trabajadores”.

“Se establecen alianzas con sectores lejanos a nuestros intereses como trabajadores y que pretenden un escenario a medida de sus propios intereses electorales hacia el 2013, queriendo arrearnos con algunas consignas sentidas por las y los trabajadores en su conjunto”, cuestionaron. “Sabemos que muchos compañeros comparten estas preocupaciones y que tienen el mismo deseo de volver a tener una ATE que sea una referencia ineludible del campo popular”, indicaron. “Los que creemos y trabajamos todos los días para construir nuestro gremio, que estamos convencidos que tiene por destino representar a la mayoría de los trabajadores estatales, no vamos a resignar nuestras posiciones y vamos a alzar nuestra voz como siempre, sin discriminaciones, sin persecuciones, sin agravios, porque es lo que la mayoría de nuestros compañeros reclama”, afirmaron.

Coment� la nota