Desde la CFT marcan un crecimiento significativo de la mujer en el movimiento sindical

Desde la CFT marcan un crecimiento significativo de la mujer en el movimiento sindical

La secretaria general del SiTraJu CABA e integrante de la Corriente Federal de Trabajadores, Vanesa Siley, destacó el crecimiento de la participación femenina en las organizaciones sindicales en Argentina. “(Son) compañeras que no son nuevas en el movimiento obrero”, subrayó.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la CABA (SiTraJu), Vanesa Siley, consideró que la participación de la mujer va “en aumento y es cada vez mejor” en el sindicalismo argentino durante los últimos años. La Ley 25.674 sancionada en noviembre de 2002 de Cupo Sindical Femenino, establece que los sindicatos deberán contar con una cantidad de mujeres proporcional al total de trabajadoras de la rama.

“Lo digo en latín, in crescendo. Nosotras hemos creado el espacio que se llama Mujeres Sindicalistas ubicado en el interior de la Corriente Federal, pero que ha trascendido las fronteras de los gremios y aparecen mujeres de distintas organizaciones como la CTA y CGT”, precisó a Sonido Gremial.

La dirigente afirmó que se trata de “compañeras que no son nuevas en el movimiento obrero”. “Siempre estuvieron integrando no solamente cargos de base sino muchos puestos de conducción donde han sido tapadas, principalmente, por los medios monopólicos de comunicación y también por parte de la dirigencia sindical”. Y agregó: “Quienes afloraron y ahora son visibles, pueden serlo un poco también a través del impulso de Mujeres Sindicalistas y el que también nos dio Cristina Fernández en nuestro segundo encuentro. Eso abre la puerta a otras miles de trabajadoras que se están integrando a las organizaciones sindicales, porque hay un florecer en el movimiento obrero desde abajo que se viene observando desde las bases y desde las regionales del país. Eso facilita a las que ya existimos al darle ganas de integrarse a otras mujeres”.

Siley consideró que la integración de la mujer a “las estructuras sindicales y orgánicas no debe realizarse solamente a través de la secretaria de género sino mediante cualquier cargo”.

“Esto se torna muy necesario en este momento porque al haber tal ataque por parte del Gobierno a los gremios con intervenciones, persecuciones, denuncias judiciales, amenazas a la dirigencia obrera, estigmatización y un desprestigio que se pretende instalar sobre el sindicalismo, es muy importante que haya más mujeres en los sindicatos. También tenemos que recuperar esa legitimidad social que tanto necesitan nuestras instituciones sindicales y por ende los trabajadores”, concluyó.

Coment� la nota