En un duro documento, Luis Barrionuevo cuestionó la "corrupción" kirchnerista y macrista

En un duro documento, Luis Barrionuevo cuestionó la

El sindicalista gastronómico cuestionó por igual a los gobiernos de Cristina Kirchner y de Mauricio Macri.

Con un tono muy duro, Luis Barrionuevo equiparó sus críticas hacia el kirchnerismo con el presente de Cambiemos, al cuestionar los niveles de "corrupción" del gobierno de Cristina Kirchner y de la administración de Mauricio Macri.

En un documento, Barrionuevo aseguró que en lo que "va del nuevo año el Gobierno ha agravado su política de agresión a la clase trabajadora y a los humildes con aumentos desmesurados por impuestos, tarifas, escalada de inflación e incremento en el transporte y combustibles". Cierra esté párrafo con un presente sombrío: "se advierte despreocupación, corrupción creciente y represión".

También repudia "el recorte a los jubilados (que hoy se demuestra implicará una reducción del 10% en marzo cuando se aplique la nueva fórmula)". También "exigen paritarias libres y sin topes" a la vez que deja sentado que "no" acompañarán la reforma laboral.

Pero el gastronómico empardó sus críticas al oficialismo con dardos hacia el pasado reciente del kirchnerismo. "Bajo ningún punto de vista la estrategia del legítimo reclamo sindical puede quedar enredada con el pasado reciente, no solo porque muchos funcionarios del pasado deben rendir cuentas a la Justicia, sino porque precisamente han sido en el pasado el responsable de la elección presente por parte de la ciudadanía que huyó de la demagogia, la corrupción, la crisis económica y el personalismo exacerbado", en clara referencia a Cristina Kirchner.

"En el ciclo de mayor crecimiento económico del país, el Gobierno kirchnerista fue el que abandonó el gobierno en las puertas de una crisis económica con una enorme cantidad de pobres y desocupados"lanzó el gremialista, quien remató: "No serán quienes nos llevaron a la actual situación los que puedan sacarnos".

En el texto, Barrionuevo expresó su rechazo a la movilización del 21F convocada por los Moyano. "La marcha planteada tenía la característica del reclamo inteligente, que lamentablemente fue desvirtuada por algunos dirigentes: no participaremos de la misma, no creemos en el amontonamiento de dirigentes", dice el documento firmado en nombre de la CGT Azul y Blanca.

También repudia "el recorte a los jubilados (que hoy se demuestra implicará una reducción del 10% en marzo cuando se aplique la nueva fórmula)". También "exigen paritarias libres y sin topes" a la vez que deja sentado que "no" acompañarán la reforma laboral.

La decisión de bajarse de la marcha del 21F maduraba desde hacía tiempo porque los Moyano decidieron generar base de sustentación con el kirchnerismo, las CTA y los movimientos sociales. La primera punta la había tirado el fin de semana su representante en la CGT, Carlos Acuña: hoy la cristalizó su jefe, Luis Barrionuevo.

Coment� la nota