Gesto a la CGT: evalúan eximir el aguinaldo de Ganancias

Gesto a la CGT: evalúan eximir el aguinaldo de Ganancias

El Gobierno recibe hoy a la cúpula gremial en busca de evitar un paro; preparan una medida favorable.

Algunos de los principales ministros del gobierno de Mauricio Macri recibirán hoy a la conducción tripartita de la CGT para intentar desactivar el paro anunciado, aún sin fecha, con una negociación sobre la reforma del impuesto a las ganancias y la posibilidad de eximir de ese impuesto el medio aguinaldo de diciembre próximo.

La segunda reunión entre el Gobierno y la CGT unificada se producirá en un clima de tensión por la decisión del Comité Central Confederal de la CGT, el viernes último, de convocar a un paro nacional.

Además, el encuentro se producirá tras la difusión ayer del índice de 32,2% de pobreza por parte del Indec. El Gobierno quiere poner varios temas en la mesa de discusión: la reforma en Ganancias y la eximición de ese impuesto en el próximo medio aguinaldo de diciembre podrían desactivar el reclamo de un bono o suma fija a fin de año.

Pero, además, Macri aspira a discutir de lleno con los sindicatos las herramientas para bajar los costos de producción. La presión tributaria sobre las empresas, las cargas sociales, el régimen de aseguradoras de riesgo de trabajo (ART), los costos por despidos, la incidencia de la baja de la inflación en las paritarias, las futuras obras de infraestructura y el régimen de obras sociales sindicales.

"Hay muchos temas para negociar con la CGT para lograr competitividad y productividad entre todos, porque somos aliados en los objetivos", dijo a LA NACION un ministro de Macri. "La reforma en el impuesto a las ganancias debe tener un impacto fiscal no superior a 27.000 o 30.000 millones de pesos, que ya fue acordado anteayer con los gobernadores, que también sufren el impacto fiscal", agregó otra alta fuente oficial.

Como para endulzar los oídos de los sindicalistas, los ministros de Macri pondrían en la mesa "la eximición del impuesto a las ganancias en el medio aguinaldo de diciembre", según señaló a LA NACION un funcionario de Balcarce 50.

Ello buscaría aliviar a sectores medios y bajos a fin de año, una época sensible, e incentivar el consumo en las Fiestas para reactivar la economía. Todo se negociará hoy. Ello evitaría el pago de un bono o suma fija para fin de año, tal como reclaman algunos sectores sindicales.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, haría de anfitrión en su cartera de Alem al 600, aunque no se descartaba ayer una convocatoria a la Casa Rosada. Estarán sus pares Alfonso Prat-Gay, de Hacienda; Francisco Cabrera, de Producción; Jorge Lemus, de Salud, y Rogelio Frigerio, de Interior.

Del sindicalismo, asistirán Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, de la conducción tripartita, a los que se podrían sumar otros miembros de la cúpula cegetista como Andrés Rodríguez, Roberto Fernández y Armando Cavalieri, entre otros.

Luego de un eventual consenso con la CGT, el proyecto de reforma del impuesto a las ganancias se acordaría con los bloques parlamentarios. En el Gobierno adelantaron que las escalas deben ser progresivas para no afectar a los que menos ganan. "No sirve que un trabajador que no paga Ganancias pase a pagar 35% por un aumento salarial", dicen en la Casa Rosada.

También el Gobierno pondrá sobre la mesa con la CGT un menú de herramientas necesarias para bajar los costos de producción y garantizar la competitividad y productividad, sin bajar los salarios.

Forman parte del Plan Productivo que Macri quiere negociar con sindicatos, empresarios y gobernadores. Entre las principales metas para bajar costos, sin tocar el salario, se discutirá sobre las ART, la presión tributaria, las cargas sociales y la inflación.

"Todo tiene que estar en el paquete porque tenemos que trabajar juntos sin afectar el salario y mejorar la competitividad y la productividad con más trabajo y más afiliados a los sindicatos, con mejores salarios y menos costos", dijo un ministro. "Con la industria del juicio ganan plata sólo los abogados", señaló al referirse a los juicios por accidentes laborales y despidos, que desalientan inversiones.

Comentá la nota