No habrá paritarias hasta que se levanten las medidas

No habrá paritarias hasta que se levanten las medidas

El ministro de Educación Diego Romero aseguró que el reinicio de clases luego del receso invernal se dio con normalidad y un bajo acatamiento al paro docente.

Por FM Del Pueblo, recordó que hubo “una medida de fuerza hasta el último día del primer cuatrimestre pero las clases han funcionado de forma normal” y luego del receso “no es alto el acatamiento”, si bien “fue un poco mayor en Ushuaia en las escuelas que se pudieron relevar”.

En adelante “vamos a seguir gestionando como lo hemos hecho en el primer cuatrimestre y podemos decir que terminamos con el ciento por ciento de los chicos teniendo clases. Desde el mes de mayo tenemos la certeza de que todos los grupos empezaron con las actividades áulicas en la provincia”, afirmó.

Apoyo escolar extendido

Respecto de la recuperación de contenidos que se viene realizando los días sábados, admitió que “al comienzo faltó una cuestión comunicacional más intensa de parte del Ministerio”, pero luego “en el mes y medio que estuvo funcionando tuvo mucha aceptación, no solamente por parte de los docentes que tomaron las horas y trabajan los sábados sino también por parte de los padres”.

“Hay que tener en cuenta que no es obligatorio y se pone la responsabilidad en los padres para que lleven a los niños los días sábado, para este refuerzo o fortalecimiento del aprendizaje”, indicó.

Aclaró que durante el receso “suspendimos por dos sábados, porque también teníamos actividades de las colonias y no podíamos tener tantas actividades para los chicos”, al tiempo que anunció que “el fortalecimiento de los sábados lo vamos a extender hasta el 17 de diciembre, porque ha sido exitoso”.

“Por la evaluación que se fue haciendo desde la Subsecretaría Socioeducativa, con los docentes que trabajan los sábados, han visto que dio muchos frutos, por eso lo vamos a continuar hasta el diciembre”, confirmó el ministro.

Sin paritaria docente

Consultado sobre las paritarias docentes y el reclamo del SUTEF por la falta de convocatoria, explicó que a lo largo del año “hemos convocado tres veces a paritarias. La primera fue en los últimos días de febrero, que se presentó el gremio. Cuando comienza el conflicto por el paquete de leyes, el gremio no se presentó pero dejó un escrito solicitando como primer punto para sentarse en paritarias la derogación de las leyes. La respuesta que he dado yo es que en paritarias no podemos derogar leyes, porque tampoco es el ámbito. Esto es lo que fue trabando el ámbito de la discusión de paritarias”.

Luego hubo un pedido de convocatoria a paritarias de parte del gremio “pero en medio se suscitaron una serie de hechos de violencia, sumados a la medida de fuerza. Hasta que no se levanten las medidas y haya un ámbito seguro para sentarse a dialogar, no se va a dar inicio a estas paritarias”, sentenció el Ministro.

Cuidando las horas cátedra

Por último se lo consultó al ministro sobre la investigación que pesa sobre la ex gobernadora Fabiana Ríos por el exceso de permisos gremiales otorgados en su gestión y cómo están redireccionando esas horas cátedra con que se pagaban a los dirigentes. “Cuando asumí me interesaba saber dónde tenía que tener puesto el ojo para el uso de las horas cátedra, y se aplica lo que dice la normativa y nos ha transmitido el Tribunal de Cuentas: no pasar horas cátedra a otro ministerio como forma de pago, como primer paso. Si salen a otro ministerio, tienen que ir a los destinatarios de la educación. Por ejemplo, tengo proyectos en común con el área de Desarrollo Social, porque nosotros compartimos mucho los mismos sujetos. Con ellos sí trabajamos con la comisión de servicios, porque el mismo profesional que trabaja en esa área, trabaja con las escuelas en situaciones que pueden vivir niños, adolescentes, jóvenes y adultos que tenemos en el ámbito educativo”, dijo Romero.

Marcó un especial “cuidado para que todas las horas se destinen al ámbito pedagógico, eso es lo fundamental. Es lo que estuve haciendo ahora cuando fui implementando los programas de los días sábado y los cargos para fortalecer las clases de los chicos que no habían empezado con las actividades. Yo estuve cuidando las horas cátedra y por eso puedo estar al día dentro del presupuesto”, sostuvo.

Además atribuyó las medidas de fuerza del SUTEF a la decisión de cortar con estos permisos sin control: “Las medidas de fondo tienen que ver con esto, porque las licencias no tienen una finalidad pedagógica, y hubo un descontrol en ese sentido. Se han llegado a contabilizar hasta seis mil horas cátedra que se usaban en licencias gremiales”, aseveró.

“Uno lo podía ver en la escuela donde estaba. Cuando uno está dentro del ministerio y ve el mapa mucho más amplio, se da cuenta de cómo se han ido dando las cosas. Ahora se trabaja con los topes, junto con el Subsecretario de Asuntos Gremiales y Recursos Humanos del Ministerio de Educación, haciendo un relevamiento sobre la cantidad de licencias gremiales que se están usando”, informó.

También adelantó un trabajo conjunto con el Ministerio de Salud “porque hay una preocupación muy grande con la prevención del HIV, y queremos implementar un programa que seguramente va a necesitar recursos humanos de Educación y profesionales de Salud. Queremos trabajar con estimulación temprana, para detectar problemas de los niños con anterioridad a la enseñanza primaria y esos programas los vamos a trabajar con Salud. Reciben la asistencia técnica del Ministerio de Salud pero están llevados también por docentes y en este caso se pagarían horas cátedra”, dijo Romero.

En materia de violencia de género, no se prevé trabajar en más leyes “porque las leyes están, sino articular acciones. En lo que es estrictamente educación, los docentes ya han tenido capacitación. Tenemos una ley de educación sexual a nivel nacional y el tema de violencia de género está incluido. Tiene que ver con valores de respeto, el valor de la mujer y el hombre en la sociedad, los vínculos, la socialización, y son contenidos dentro de la currícula de educación sexual integral”, concluyó.

Comentá la nota