Los judiciales retoman el cronograma de paros en demanda de los aumentos acordados en paritarias

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), que conduce Julio Piumato, convocó a un nuevo paro de 36 horas en la ciudad de Buenos Aires y de dos días en el interior del país para mañana y el miércoles en demanda del cobro de “la mejora salarial acordada, la preservación de derechos y la independencia del Poder Judicial”.

Los trabajadores judiciales metropolitanos paralizarán las tareas desde las 10 de mañana y durante 36 horas y se movilizarán a partir de esa hora hacia el Palacio de Justicia, en tanto en el interior del país la huelga general será de dos días, aseguró Piumato.

Los judiciales mantienen un plan de lucha, que fue profundizado, desde hace varias semanas, en un comienzo por el pago del otro tramo de 15 por ciento de aumento salarial, la declaración de “la emergencia judicial” -ya lograda- y otras demandas.

La “emergencia judicial” ya había sido declarada por el Consejo de la Magistratura de la Nación en ocasión de otro paro nacional y movilización hacia esa sede judicial.

La exigencia del sindicato fue consecuencia de lo que denominó “el alarmante deterioro edilicio” y “la ausencia de insumos” en los juzgados, talleres, morgues y administraciones.

Los trabajadores habían parado nuevamente el viernes último durante toda la jornada en demanda del pago de “la recomposición salarial acordada y en defensa de la independencia de los fallos de la Corte Suprema respecto del Poder Ejecutivo”.

“Esa mejora no fue efectivizada porque el gobierno se empeña en no liberar las partidas necesarias, luego de los fallos del alto tribunal contrarios al Ejecutivo”, expresó el dirigente sindical, también secretario de Derechos Humanos de la CGT.

Comentá la nota