Liberan a los 16 metrodelegados y hoy el subte funcionará con normalidad, con apertura de molinetes de 10 a 12

Liberan a los 16 metrodelegados y hoy el subte funcionará con normalidad, con apertura de molinetes de 10 a 12

Los 16 metrodelegados detenidos ayer en la línea H de subte terminaron de recuperar anoche su libertad, con lo cual la entidad sindical levantó la medida de fuerza que mantuvo paralizado el servicio de manera total desde el mediodía, y anunció que hoy, miércoles, habrá apertura de molinetes en las seis líneas de subterráneos, entre las 10 y las 12.

Así lo aseguró el propio secretario adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp), Néstor Segovia, en declaraciones que formuló a la prensa al recuperar anoche su libertad, en la puerta de la fiscalía 12 de la ciudad de Buenos Aires, donde reafirmó el reclamo de "paritarias libres y sin techo salarial" que dio origen a la protesta.

"Ni un paso atrás", aseveró en un mensaje hacia los trabajadores del subte el dirigente de los metrodelegados, quien denunció haber sido golpeado en el momento de su detención, en el marco del accionar de las fuerzas de seguridad que se desencadenó cerca del mediodía en distintas estaciones de la traza de la línea H, con epicentro en la estación Las Heras, en el barrio porteño de Recoleta.

En ese marco, el secretario general de los metrodelegados, Roberto Pianelli, aseguró que "mañana (por hoy, miércoles) los subtes funcionarán con normalidad" y anticipó que, "entre las 10 y las 12 habrá apertura de molinetes en las estaciones de todas las líneas de subte".

En tanto, Segovia atribuyó el accionar "represivo" a "un circo creado" por la gestión porteña, encabezada por Horacio Rodríguez Larreta, "para confundir a la gente", e insistió con que "el eje" del reclamo de los metrodelegados "es discutir paritarias".

Las declaraciones de ambos dirigentes se produjeron tras la liberación de Néstor Segovia, el último de los metrodelegados que permanecía detenido, luego de su paso por la Fiscalía 12 de la ciudad, donde fue notificado de los cargos que pesan en su contra y, según trascendió, se negó a declarar.

Por su parte, en una conferencia de prensa brindada este martes por la tarde, el jefe de gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, ratificó que los metrodelegados "no pueden negociar paritarias", y aseguró que "se van a aplicar sanciones, descuentos, suspensiones y hasta despidos".

Además, el funcionario señaló que el accionar policial tuvo que ver con "acciones de flagrancia" en el marco de la protesta, que derivaron luego en las 16 detenciones y en el paro en todas las líneas del subte por tiempo indeterminado dispuesto por la Agtsyp.

"Si se continúan con estas medidas (por los metrodelegados), no vamos a permitir que tomen a los vecinos de rehenes. Se van a aplicar todas las sanciones que correspondan, descuentos, suspensiones y en caso de que corresponda se puede llegar a los despidos", advirtió Miguel.

"Los Metrodelegados no están autorizados a negociar paritarias porque no tienen personería. Este es así por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El sindicato autorizado es la UTA, no podemos hacerlo con otra organización, es lo que estableció esa sentencia", remarcó Miguel en una rueda de prensa ofrecida esta tarde en la sede del Gobierno porteño, ubicada en el barrio de Parque Patricios.

Miguel agregó que "los cortes al transporte público no son contra el Gobierno, sino contra la gente", en referencia a la interrupción de las vías del subterráneos realizadas por los metrodelegados esta mañana, y aseguró que la administración que conduce Horacio Rodríguez Larreta está dispuesta a "sumar nuevos empleados con el propósito de "garantizar el servicio".

"Si se continúan con estas medidas vamos a convocar a nuevos empleados para garantizar el servicio. Estamos dispuestos a aplicar las sanciones que sean necesarias. De todos modos aclaramos que la mayoría de los trabajadores del subterráneo quieren trabajar", apuntó en la rueda de prensa el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo.

Los funcionarios aseveraron que el Ejecutivo de la Ciudad está abierto al diálogo, y recordó que en las paritarias negociadas con la UTA se fijó un 15,2 por ciento de incremento salarial con un cláusula de revisión por inflación.

En tanto, fuentes del gobierno porteño confirmaron a Télam que "está en camino" la opción de declarar al subte como "servicio esencial" como una forma de contrarrestar esta medida de fuerza.

En cuanto a los incidentes que se produjeron esta mañana en la estación Las Heras de la Línea H, y que derivaron en la detención de 16 personas, el secretario de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, aclaró que la Policía de la Ciudad actuó en función de la figura de "flagrancia", al remarcar que con el corte de vías "se cometía un delito".

"La Policía está habilitada a actuar cuando hay una situación en la cual se comete un delito. Esto es lo que hizo hoy (por ayer) la policía. Las vías se estaban cortando desde hace varios días. La Justicia refrendó además este accionar de los efectivos", subrayó el ministro.

Varios de los detenidos fueron trasladados a la Comisaría 30, donde fue alojado el sindicalista Néstor Segovia -referente de los Metrodelegados- y en la puerta de esa sede policial hubo incidentes con manifestantes que reclamaban por su liberación.

Por un cuadro de hipertensión y diabetes, Segovia fue trasladado al Hospital Argerich de la Ciudad de Buenos Aires, donde permaneció bajo observación médica hasta las 21.45, cuando regresó a la Fiscalía 12 a prestar declaración.

"Cuando liberen a los detenidos levantamos el paro", dijo el secretario del gremio, Roberto Pianelli, en la puerta de la comisaría 30 de Barracas, donde permanecían detenidos ocho trabajadores del subterráneo.

Por otras parte, Metrovías confirmó que la empresa envió 150 telegramas de suspensión a los trabajadores involucrados en el paro de las cinco líneas del subte porteño.

En un comunicado, Metrovías detalló que 114 de los 150 telegramas fueron dirigidos a delegados gremiales que cuentan con tutela sindical y que cometieron "acciones ilegales como la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y liberación de molinetes", además de "impedir la normal prestación del servicio".

Coment� la nota