Moyano se sumó a la pelea por la Juventud Sindical y tensiona a la CGT

Moyano se sumó a la pelea por la Juventud Sindical y tensiona a la CGT

El camionero encabezó un acto con un sello juvenil gremial disidente, con el que le disputa la conducción joven a la cúpula cegetista. Pidió "dirigentes que representen a los trabajadores".

Por FRANCISCO BASUALDO.

A horas de la asunción de Alberto Fernández, que promete una presencia protagónica del sindicalismo, el líder de los camioneros, Hugo Moyano, volvió a agitar las aguas gremiales encabezando el cierre de un plenario de dirigentes de la Juventud Sindical Nacional. De esta manera, el principal líder opositor a la conducción de CGT reavivó la disputa por la identidad del espacio juvenil, desafiando el respaldo que la cúpula de la central obrera le brindó hace dos semana a Sebastián Maturano como jefe oficial de juventud. 

El 29 de noviembre, la cúpula de la CGT se convocó en el Club Obras Sanitarias para ratificar el reconocimiento oficial a Maturano, que se selló con la presencia de militantes de UPCN, UOCRA, Sanidad, Judiciales y otros sellos.

Moyano cerró el acto que reunió a los dirigentes de unos 30 gremios en el Teatro Gran Rivadavia, en el barrio porteño de Flores, donde volvió a disparar contra la cúpula de la CGT y agitó el fantasma de la división. "Muchos nos piden autocríticas pero cuando yo estuve al frente de la CGT nadie reconocía sus errores. Ahora, los que cometieron errores en los últimos años eran conscientes de lo que hacían", sostuvo. Y convocó a "buscar dirigentes que representen de verdad a los trabajadores".

Antes, el camionero se refirió al impacto de los cambios tecnológicos en el mundo del trabajo y dijo que es un tema para abordar con el conjunto de los trabajadores pero. en particular. con los jóvenes. "Hay que ver la forma en la que vamos adaptando la tecnología a la forma del trabajo de nuestro país. Si hay cambios que reduzcan la cantidad de trabajadores, no podemos dejar en la calle a los compañeros. Hay que discutir la forma en la que se garantizan los cambios y los derechos, esos temas son los que se vienen, nos guste o no", expresó.

Poco después, el secretario general del sindicato de Aeronavegantes, Juan Pablo Brey, levantó la figura de Moyano y dijo que fue "el primero que salió a la calle cuando hubo que hacerlo". "Esta Juventud Sindical viene demostrando que estuvo en la calle estos cuatro años, resistiendo. Hay que tender puentes, por eso esta actividad se hace con compañeros de diferentes sectores, de los movimientos sociales, de la Juventud Universitaria peronista. Como dice nuestro presidente: es con todos", afirmó. Y aclaró: "Que Alberto cuente con nosotros, queremos formar parte del gobierno, pero también queremos ser escuchados".

“Esta Juventud Sindical luchó y resistió en la calle y tiene el potencial de contar con grandes dirigentes del sindicalismo. Moyano nos mostró el camino de que había que luchar y enfrentar al Gobierno y ahora que hay que acompañar al gobierno de Alberto Fernández, pero también le decimos que hay muchas necesidad, que no podemos esperar", amplió Brey.

"Tenemos que trabajar para construir un modelo de país que reivindique a los trabajadores, a los jubilados. El único camino es una Argentina con más trabajo y dignidad", sostuvo Christian Jerónimo, secretario General del sindicato de trabajadores del vidrio y titular del espacio moyanista.

Jerónimo es el sucesor de Brey, que encabezó la Juventud Sindical hasta abril de este año, cuando los desacuerdos entre los dirigentes dividieron al espacio.

En línea con la política de diferenciación que lleva adelante Moyano respecto de los dirigentes que integran el Consejo Directivo de la CGT, Brey consideró que ese espacio "resistió en la calle cada ataque del Gobierno hacia los trabajadores, marchó con los movimientos sociales, rechazó la reforma previsional, los tarifazos y estuvo junto a tantos compañeros y compañeras que se quedaron sin su fuente de trabajo en estos años difíciles".

Coment� la nota