Por orden de Macri, Triaca acelera la ofensiva contra los gremios

Por orden de Macri, Triaca acelera la ofensiva contra los gremios

El ministro prepara una serie de auditorías a sindicatos y refuerza los controles sobre los fondos de las obras sociales

Llegó a Marayuí en busca de relax y tranquilidad luego del escándalo con su ex empleada Sandra Heredia, pero órdenes son órdenes y Jorge Triaca pasa sus vacaciones en su casa del country de Chapadmalal intercambiando mensajes con el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y uno de sus coordinadores, Mario Quintana .

El objetivo del ministro de Trabajo es, por estos días, cumplir con la orden del presidente Mauricio Macri de ir "a fondo" en su pelea contra el sindicalismo, más allá de su situación personal dentro del gabinete y de los pedidos de la oposición para que sea apartado del Gobierno.

El recorte de parte de los subsidios automáticos para las obras sociales de los sindicatos, anunciado ayer a través del Boletín Oficial, se complementa con el inminente comienzo de la fase final de las auditorías a gremios (también a sus obras sociales), que se elegirán al azar y tendrán como objetivo controlar sus balances y su flujo de fondos.

La idea es diferenciar "a los que hacen las cosas bien y los que las hacen mal" y de paso enviar un mensaje directo a la CGT y los gremialistas que se reunieron en Mar del Plata la semana pasada para denunciar una "campaña" en su contra dirigida desde la Casa Rosada.

"A Mauricio no le gustó nada el apriete de [Luis] Barrionuevo y los términos que usaron en la reunión de Mar del Plata", afirmó a LA NACION un ministro que conoce muy bien al Presidente y que habló con él antes de su partida a Rusia. "Lo hacen para ladrar, pero no se dan cuenta de que no hay más margen para la extorsión", afirmó otro ministro a LA NACION.

Antes de viajar, la atención del Presidente estuvo puesta en los conflictos con los gremialistas: en la última reunión de seguimiento, el jueves, Macri le preguntó al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, por la marcha del decreto 52, que ordena la relación con los gremios docentes y deja en pie de igualdad a la Ctera con el resto de los sindicatos de maestros.

Atento a ese malestar, Triaca aceleró el proceso de auditorías de los gremios, en las que comenzaron a trabajar en diciembre pasado. Delegó la cuestión operativa en Karina Palacios, directora de Asociaciones Sindicales, quien será la que motorice las auditorías a gremios, con el objetivo final de abarcar a todos.

En paralelo, la Superintendencia de Servicios de Salud, a cargo de Sandro Taricco -responde a Triaca y a Quintana-, hará lo mismo con las obras sociales. "La idea es nada más que cumplir la ley, estos controles no se hacen y deben hacerse", explicaron cerca del ministro, que tiene pensado volver a Buenos Aires el 1º del mes próximo.

Ayer, el plan de control de las obras sociales comenzó a implementarse a través de la resolución 19-E, firmada por Taricco y publicada en el Boletín Oficial, por la cual se establece un seguimiento detallado de los afiliados que son beneficiarios del denominado Subsidio de Mitigación de Asimetrías (SUMA), que complementa la financiación de las obras sociales. Según la normativa, el subsidio será distribuido desde ahora por la AFIP, previo informe de cada obra social acerca del número de afiliados al padrón que perciben ese subsidio. "El subsidio se daba para compensar las diferencias entre las obras sociales, pero en la medida en que subieron el costo y la demanda de prestaciones de discapacidad y alto costo se fue generando déficit", explicaban ayer a la nacion cerca de Triaca.

Los controles y auditorías se relacionan con uno de los objetivos que Triaca discutió con Macri: la mejora "institucional" del sindicalismo, que incluye elecciones libres en los sindicatos, el fin de las reelecciones indefinidas -propuesta en el Congreso por la diputada Carla Carrizo- y políticas de transparencia como la obligatoriedad de presentar declaraciones juradas de bienes e intereses, motorizada por la Oficina Anticorrupción (OA).

Coment� la nota