Palazzo pidió "disculpas", pero lunes y martes habrá paro bancario

Palazzo pidió

La Asociación Bancaria protesta por una mejora en la oferta salarial ofrecida por empresarios del 9% con cláusula gatillo.

El secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, pidió "disculpas y comprensión" por el paro de 48 horas que van a llevar adelante los empleados bancarios desde este lunes en reclamo de una mejora en la oferta salarial del 9% con un ajuste por inflación.

"Nosotros la semana pasada tuvimos reuniones con varios banqueros para pedirles que nos paguen un bono y seguir discutiendo sin paro, pero nos dijeron que (el ministro de Trabajo, Jorge) Triaca les dijo que no", cuestionó.

De todas maneras, el dirigente subrayó: "Pido disculpas por el paro y comprensión a la gente, pero no nos dejan otro camino".

"Si pagan el 19,4% (inflación que estima el Banco Central) con cláusula gatillo retroactivo al primer día del acuerdo, está todo bien y firmamos", sostuvo en declaraciones a Radio Mitre. La Bancaria reiteró en varias oportunidades que busca una suba de 24,8% si no implica clausula gatillo.

Los empleados del sector ya habían realizado una huelga el 9 de febrero pasado, medida de fuerza que tuvo un alto acatamiento, que el gremio consideró superior al 96%.

El sindicato acusa a las entidades financieras de no querer aumentar salarios pese a que obtienen "enormes ganancias" y argumenta que los paros fueron convocados porque los empresarios realizaron la misma oferta salarial en las seis reuniones concretadas para negociar.

Calculó, además, que con la propuesta salarial de los bancos, "un sueldo promedio pierde $33.000 anualmente y un sueldo inicial $36.000".

El presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario, argumentó que Palazzo "se ha alineado con el kirchnerismo", por lo cual atribuyó a "cuestiones políticas" las razones del nuevo paro.

Por otra parte, Palazzo defendió su participación a la marcha convocada por Camioneros para el miércoles 21 de febrero al recordar que la medida fue decidida "en la primera semana de enero, antes de que se iniciaran las causas en la Justicia" contra Hugo Moyano, el líder de Camioneros.

En este sentido, recordó que "inclusive la propia CGT votó" en Mar del Plata a favor de realizar la marcha, "aunque algunos ahora se estén bajando".

Finalmente, el dirigente consideró que "se ha puesto en relieve" las diferencias dentro de la CGT entre "los que quieren confrontar" con el Ejecutivo y los que "quieren continuar dialogando a pesar de los resultados".

La concurrencia de sindicatos afines al kirchnerismo fue la excusa que alegaron distintos gremios, que inicialmente habían brindado su apoyo a la medida de fuerza, para bajarse de la protesta.

Coment� la nota