El Presidente repasó la situación económica con Moyano y le pidió moderación en las paritarias

El Presidente repasó la situación económica con Moyano y le pidió moderación en las paritarias

Con el objetivo de moderar los reclamos salariales, pero por sobre todo de "evitar todo mecanismo de indexación de la economía", el presidente Alberto Fernández recibió hoy en la Casa Rosada al jefe del sindicato de los Camioneros, Hugo Moyano.

Fue un encuentro distendido en el que el Presidente hizo un repaso de la situación económica e insistió sobre la necesidad que los gremios no reclamen la cláusula gatillo en las negociaciones salariales. Moyano fue el primero de los líderes sindicales que invitó el jefe del Estado para "contarles lo que pasa". Se espera para los próximos días otros encuentros con dirigentes de la CGT.

En el cónclave, que duró cerca de dos horas, hubo tiempo para todo. Si bien en un primer momento estuvo reunido con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, ambos después subieron al primer piso de la Casa de Gobierno, hasta el despacho presidencial, donde los esperaba el Presidente con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García, que estuvo un rato. Incluso, también pasó a saludar el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

La reunión con el titular de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros ya estaba pautada hace días. El propio Presidente lo adelantó en una entrevista el último lunes. "Esta semana empiezo una serie de negociaciones para ordenar estas cosas. Quiero que los sindicalistas sean parte de este tiempo. Les voy a contar lo que nos pasa", dijo Fernández en declaraciones a Radio Continental.

Entre las cuestiones que destacó el Presidente la principal fue que mañana el titular del Indec, Marco Lavagna, dará a conocer la cifra de la inflación de enero, que se especula en los despachos de la Casa Rosada estará por debajo del 3 por ciento. La Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), muy ligada al oficialismo, relevó un 2,6% de inflación en enero.

El número de la inflación, sumado a paritarias "razonables", son parte del plan con el que busca mostrar el gobierno nacional "una sensación de fin de crisis" para encarar la etapa final de la negociación de la deuda con los acreedores extranjeros.

La elección de que Moyano sea el primero en ingresar por Balcarce 50 tiene que ver con la necesidad de sumar voluntades para frenar la inercia inflacionaria. La cláusula gatillo, según el Presidente, es parte del problema. En ese escenario y previo al encuentro con Fernández, Moyano dejó en claro que su gremio no tiene ninguna intención de perder frente al alza de los precios.

La última semana la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros cerró una paritaria semestral con las cámaras que agrupan a las empresas del transporte de cargas (Fadeeac, Faetyl y Catac) que incluye un aumento salarial de 26,5% hasta junio, mes en el que se reabrirán las conversaciones para el período 2020-2021. Si se considera el incremento del último semestre de 2019, que fue de 23%, el gremio dirigido por Moyano consiguió una suba anual de 49,5%, sin contar el bono de $20.000 acordado a fin del año pasado. Eso sí, no se incluyó un incremento automático atado a los índices oficiales.

El Presidente, incluso, resaltó "está bien" la negociación que alcanzó Camioneros -que además logró para sus casi 200.000 afiliados la suma de $3000 en concepto del "adicional solidario" dispuesto por el gobierno nacional en el decreto 14/2020.

Moyano se fue de la Casa Rosada sin hacer declaraciones, aunque en los últimos días dejó en claro su posición. El gremialista, que siempre sostuvo que las paritarias "son libres y sin techo", arrancó con un reclamo del 33% de aumento para el primer semestre del año, sin sumas fijas de anticipo, pero los empresarios rechazaron ese porcentaje. Finalmente acordó un 26,5% para los próximos seis meses.

Después de algunas diferencias, sobre todo con el nombramiento del ministro de Transporte, Mario Meoni, Moyano volvió a la Casa Rosada. La última vez había sido el 27 de diciembre, cuando participó de un encuentro que lideró el jefe del Estado con sindicalistas, empresarios y dirigentes sociales donde firmaron el acta de Compromiso para el Desarrollo y la Solidaridad.

Comentá la nota