198 trabajadores de Danone - La Serenísima son afectados por bajas de salario, flexibilización y aprietes

198 trabajadores de Danone - La Serenísima son afectados por bajas de salario, flexibilización y aprietes

Trabajadores Autoconvocados de Danone de la planta de Longchamps están en plena pulseada legal para no perder sus condiciones de trabajo ni su salario. Aseguran que el sindicato de lecheros les dice que no puede ir en contra de lo que firmaron.

Los casi 200 trabajadores de Danone - Longchamps (La Serenísima) que se encontraban bajo el Convenio Colectivo de Trabajo lácteo con la modalidad de 7x2 (Trabajan siete días de corrido seguidos por dos de franco), se les anunció que pasarían a trabajar 44 horas semanales lo que implicaría una reducción salarial de más del 30%. La amenaza más cercana es la desafectación de 65 empleados.

InfoGremiales habló con un trabajador de la planta que explicó cuáles son los puntos conflictivos del CCT 2/88: "Un artículo dice que el convenio puede darlo de baja la empresa o el trabajador, pero si lo da de baja la empresa tiene que estar de acuerdo el trabajador. Y otro dice que si la empresa lo quiere dar de baja, lo puede dar de baja". 

Los trabajadores consultaron con tres ministerios de trabajo: el de nación, el de provincia de Buenos Aires y el del municipio de Alte. Brown. "En todos nos dijeron que si en el mismo acuerdo dos cláusulas tienen divergencias, se falla a favor del trabajador, nunca a favor de la empresa. Después tenés la Ley de Contrato de Trabajo, la de Intangibilidad Salarial, en la que no te pueden bajar el sueldo. Te pueden cambiar el horario pero también es un perjuicio porque vos planificás todo el año según los francos que ya sabías que ibas a tener. Te cambia el metabolismo, le cambia la vida a tu familia".

No es el primer intento de la empresa de terminar con esta modalidad de contrato. En años anteriores hicieron lo mismo pero los trabajadores resistieron, aún bajo amenazas individuales de despidos, aún con la propuesta de recibir una "gratificación" por el cambio. Si aceptan, los llevan al Servicio de Conciliación Laboral Obligatorio (SeCLO) para firmar que todos están "de acuerdo", aunque no fuera así, aunque firmen bajo presión de perder el trabajo.

Al ser consultado por la presencia de ATILRA en el conflicto respondió: "En septiembre, lo que es la comisión interna de delegados, estuvo con nosotros en el reclamo en la puerta. La seccional Capital Federal de ATILRA no estuvo. Ahora, previo al reclamo del lunes 3 de febrero, vino un secretario de la seccional, junto con los delegados y nos comunicaron ellos también que la empresa lo iba a sacar y que tenía la facultad para hacerlo. O sea, vendidos. El sindicato se alineó con la empresa. Pedimos una asamblea y ahí ellos alegaron que no podían ir en contra de lo que habían firmado. Nosotros les pedimos que nos defiendan Acá lo que prima es que las leyes amparan al trabajador, ¿Cómo el gremio va a amparar a la empresa y no al trabajador?".

"Nosotros necesitamos la firma de un delegado para hacer la denuncia colectiva en el ministerio de Trabajo, que es lo que nos plantearon los tres ministerios. Del sindicato nos dijeron es que si alguno firmaba nos intervenían la comisión interna por ir en contra del gremio. Ahora denunciaron a la empresa por hostigamiento y presión psicológica, nada más, no por la quita de la modalidad de trabajo."

Gracias a la información que recibieron en los ministerios, están haciendo reuniones y asambleas de autoconvocados para analizar los pasos a seguir. 

Comentá la nota