Los trabajadores “no se llaman un bono”

Los trabajadores “no se llaman un bono”

Veinticinco gremios docentes, enrolados en la Confederación de Educadores Argentinos que dirige Fabián Felman, integrante de la Corriente Federal de Trabajadores, reclamaron un plan de lucha para conseguir la reapertura de paritarias.

El secretario general de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) e integrante de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), Fabián Felman, reclamó a la conducción de la CGT “un plan de lucha” para detener “las políticas que atentan contra el pueblo” y aseguró que “los trabajadores no se llaman un bono de fin de año” sino que exigen “la vigencia de negociaciones paritarias libres en todo el país”.

En el día que la central obrera acercó posiciones con el gobierno respecto del pago de un bono universal de fin de año y la no aplicación de ganancias sobre el aguinaldo de diciembre sobre los salarios brutos de hasta 55.000 pesos, el sindicalista de la CEA ratificó el reclamo de una huelga nacional que sostiene la CFT.

El dirigente rechazó “el intervencionismo en los organismos constitucionales en los que los docentes tienen el derecho de elegir a sus representantes del Consejo General de Educación y de las Juntas de Disciplina y Calificación” y “la intervención de los gobiernos en las organizaciones de los trabajadores”.

“La lucha no es aislada sino que debe realizarse con todos los sectores. El movimiento obrero debe generar una alternativa que escuche la voz de los trabajadoras y sus organizaciones. Ese programa tiene que ser movimientista, federal y plural”, explicó.

Felman pronunció esos conceptos en ocasión de realizarse durante tres días en Catamarca el XII Congreso Político Educativo y el VII Congreso del Movimiento Pedagógico Latinoamericano “En el Bicentenario de la Independencia la tarea docente hoy”, en los que participaron más de 600 delegados y referentes regionales.

El encuentro se realizó en el Centro Ferial Campo las Heras y también participó, en nombre de la CFT, el ex titular de la Unión Obrera Molinera (UOMA) y secretario de Derechos Humanos de la CGT Caló, Carlos Barbeito, en tanto Felman reseñó que los Congresos procuraron instalar “un resignificado del ideal de independencia para instrumentar una acción educativa liberadora” en el país.

Felman sostuvo que hace una década se sancionó en el país la Ley Nacional de Educación, que plasmó “el rol y la garantía del Estado” para que el país “no firmase ningún acuerdo o tratado de libre comercio que arriesgue la educación pública”, y reseñó que también determinó “el derecho a la negociación colectiva nacional y jurisdiccional, que permitió la paritaria de formación docente gratuita, universal y en servicio”, concluyó el sindicalista.

La Confederación está integrada por 25 organizaciones y tiene presencia gremial en 15 jurisdicciones del país.

Coment� la nota