El triunvirato de San Cayetano estuvo en Azopardo y está más cerca de la CGT que la CTA de los Trabajadores

El triunvirato de San Cayetano estuvo en Azopardo y está más cerca de la CGT que la CTA de los Trabajadores

El triunvirato de San Cayetano fue participado del acto en el que la CGT recibió a Alberto Fernández en Azopardo. La central obrera no le cursó invitaciones a la CTA de los Trabajadores, a pesar del mensaje de unidad que envió en el último tiempo.

La conducción de la CGT invitó a referentes de las organizaciones sociales de trabajadores de la economía informal y desocupados al acto que realizó con el presidente electo, Alberto Fernández, mientras que no hubo presencia de líderes de la CTA.

Concurrieron al convite en la sede cegetista de la calle Azopardo los dirigentes de Barrios de Pie, Daniel Menéndez; de la CTEP, Esteban "Gringo" Castro, mientras que también fue invitado Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), quien no pudo acudir pero envió una carta de apoyo que fue leída durante el acto. 

Si bien estas agrupaciones sociales sueñan con algún día incorporarse a la CGT, no todos dentro de la organización de la calle Azopardo están de acuerdo y remarcan que la central obrera reúne sólo a entidades sindicales.

No obstante, existe una buena relación entre algunos dirigentes cegetistas y los referentes de los movimientos sociales, con los cuales compartieron varias movilizaciones en los últimos años, lo cual fue reconocido con esta invitación a formar parte del acto con Fernández.

En cambio, más tirante se percibe la relación entre la conducción de la CGT y los referentes de la CTA, quienes en los últimos años manifestaron duras críticas contra lo popes de la mayor central del país por no haber adoptado una postura más dura contra la gestión de Mauricio Macri.

Pese a ese contexto, el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, puso en marcha un pedido para que los gremios de su central, entre ellos los docentes de CTERA, regresen a la CGT, iniciativa que para concretarse debe tener el visto bueno de la entidad de Azopardo, algo que no estaría sucediendo en la actualidad.

"A los compañeros de la CTA les digo que vamos a transitar el camino de la unidad en el marco institucional", sostuvo un diplomático Héctor Daer, al tomar la palabra durante el acto.

Pero lo cierto es que la incorporación de la CTA genera una fuerte resistencia en varios de los más influyentes dirigentes de la CGT y difícilmente prospere.

Coment� la nota