Los estatales se preparan para la mesa paritaria y proteger sueldos de la coronacrisis

Los estatales se preparan para la mesa paritaria y proteger sueldos de la coronacrisis

Tanto Nación como Provincia convocaron a los gremios, sin número definido estiman un reclamo no menor al 36%. Recuperar el salario y pase a planta de contratados dos objetivos

 

 

Desde la semana próximo la discusión salarial de los estatales nacionales y también los bonaerenses tendrán activada sus respectivas mesas. Así lo reseñaron tanto el ministro de Trabajo de la Nación Claudio Moroni como desde la administración que comanda Axel Kicillof en Provincia.

La estatal nacional que se abre el martes, tiene suspendida su revisión de 2019 en noviembre, cuando el expresidente Mauricio Macri omitió activarla. La pandemia no permitió ni la revisión de marzo ni la negociación de junio para 2020. Sobre la pretensión gremial, en cifras no oficializadas, pero en torno al 36%, hay un dato duro y de tono político: tiene incidencia la rebelión policial bonaerense incluídas sus “asambleas” en varios puntos del GBA entre ellos la quinta de presidencial Olivos.

“Quedó claro que plata hay”, argumentan desde la Asociación de Trabajadores del Estado.

En efecto el referente de ATE y la CTA Autónoma Hugo “Cachorro” Godoy le dijo a BAE Negocios que “desde mayo iniciamos la paritaria, algunas cuestiones pendientes se resolvieron y otras no. Planteamos con claridad que había que mantener abierta esa mesa por la cuestión salarial, tanto para lo que restaba acordar de 2019 como el corriente año donde la inflación rondará entre el 35 y el 40%”.

Godoy detalló también que aún en las complicaciones que sigue detonando la pandemia, “como tambíen de cuatro años de un gobierno liberal que tuvo mandato de 2015 a 2019”,además del aumento de sueldos se dejó en claro ante las autoridades que continuaba pendiente resolver el pase a planta permantente de los trabajadores contratados, a los que define como “precarizados”.

ATE enfatizó también que el bono de $4.000 en el arranque del año, para sueldos menores de $60.000 fue a cuenta de paritarias, sin perjuicio de que habían reclamando que en agosto debía convocarse a la discusión.

“La pandemia y el agravamiento de la crisis hace impacto pleno en los estatales, ni que hablar de los trabajadores de salud, puertos, energía y otros rubros”. Más allá de esos conceptos Godoy le recalcó a este diario que todavía no definieron el porcentaje de mejora que reclamarán, porque analizan tanto el contexto de la convocatoria, los datos de la economía, el Presupuesto 2021, “sin perder de vista los condicionamientos que pueda imponer el FMI sobre salarios del Estado”.

UPCN, por ejemplo, hizo llegar diversas notas solicitando reactivar la discusión y declarándose en estado de alerta y movilización. En dicho texto el sindicato que lidera Andrés Rodríguez puntualizó que desde 2018 la corrosión salarial no tuvo frenos “producto de las políticas económicas aplicadas, de la inestabilidad que se genera en períodos electorales” y a la fecha se suma la postergada discusión paritaria 2019.

En las misivas enviadas al Gobierno UPCN detalló que "cuando el retraso del salario se hace tan pronunciado, comienzan las deformaciones en las categorías escalafonarias, nuestros/ass profesionales más calificados comienzan a ser captados por la actividad privada y nuestros cuadros directivos empiezan a sentir el desánimo de no sentirse reconocidos".

Todavía sin número definido para su reclamo en las organizaciones gremiales estatales consideran que sus salarios tienen “con un atraso del 36%”, todo un dato duro remarcan.

Sin rigor de casualidades esa estimación concuerda con el cálculo del Instituto de Economía Germán Abdala de ATE, el cual publicó que en agosto, el Indice de Revelamiento de Precios (IRP) registró una aumento del 1,8% mensual y en modo anual el alza alcanzó el 37,3%.

 

Comentá la nota