Buscan documentación que vinculen a los Moyano con el lavado de dinero

Buscan documentación que vinculen a los Moyano con el lavado de dinero

El juez federal de Quilmes, Luis Armella, ordenó allanamientos en la causa por pases de jugadores que involucra al líder de Camioneros y a su hijo Pablo.

Con tres allanamientos para secuestrar documentación avanzó hoy la causa  por presunto lavado de dinero que involucra al líder de Camioneros, Hugo Moyano, y su hijo Pablo. La decisión del juez federal de Quilmes, Luis Armella, alcanzó las sedes de la Asociación de Futbolistas Argentinas (AFA), Futbolistas Agremiados y del Club Independiente de Avellaneda, aunque no se descarta que en las próximas horas puedan sumarse nuevos operativos. Según pudo saber PERFIL, en los allanamientos se busca documentación vinculada  a pases de jugadores del club de Avellaneda. 

En la causa toma cada vez más importancia el testimonio del barra de Independiente Juan Pablo “Bebote” Álvarez, quien declaró contra los Moyano y dio cuenta, entre otros puntos, del presunto circuito del dinero de los pases. “Se va corroborando gran parte de lo que dijo”, sostuvieron fuentes del caso a PERFIL. En tanto que agregaron que también se sumaron nuevas pruebas en las últimas semanas y en el juzgado se trabajó en el caso durante los feriados.

ARTÍCULOS RELACIONADOSLevantan el secreto en una causa por presunto lavado contra los MoyanoOCA ganó unos días y Moyano suspendió el paro de CamionerosMoyano juega una de sus últimas fichas para salvar a OCA

La documentación que se intenta rastrear apunta a la posible triangulación de dinero que describió Álvarez en su testimonial. Se trata de dinero que habría ingresado al Club de Avellaneda por la venta de jugadores y presuntamente iba a parar a Luxemburgo, un paraíso fiscal en el que Independiente tiene una cuenta desde la gestión del ex presidente, Javier Cantero. De acuerdo al testimonio, el dinero volvía a una mesa integrada por Pablo Moyano.

En ese esquema también intervendrían financieras, por lo que el dinero no ingresaba al Club, sino que era puesto a trabajar en el circuito financiero, tanto legal como ilegal e iban generando ganancias que no eran declaradas en los balances del club, en los que sólo se consignaba el monto original surgido de la venta de los futbolistas. “Ahora hay que seguir el circuito del dinero y ver hasta dónde termina”, explicaron hoy fuentes judiciales a PERFIL.

La investigación comenzó en enero pasado, tras la extracción de testimonio de los dichos de Álvarez en el marco de la causa en la que está detenido por aprietes a jugadores del plantel profesional de Independiente. La denuncia fue remitida a la justicia federal de Quilmes, donde Armella convocó a Álvarez como testigo. Allí, en marzo pasado, “Bebote” ratificó sus dichos y comprometió la situación de los Moyano.

El polémico barra también denunció que la construcción del estadio Libertadores de América fue pagada a una constructora vinculada a la familia Moyano y que se pagaron sobreprecios para blanquear plata negra. 

Desde el comienzo del caso, las fuentes consultadas por PERFIL insistieron en que los hechos denunciados son comprobables y hoy insistieron en esa dirección. Tras la reanudación de la feria, en febrero pasado, la fiscal del caso, Silvia Cavallo, pidió el impulso de la investigación y requirió 13 medidas, a las que luego en el juzgado le sumaron más. Parte de esas medidas son las que ya dieron empezaron a mostrar resultados y se transformaron en pruebas en el expediente. 

Coment� la nota