Con más de 13 mil casos de Covid-19, gremio médico afirma que el personal de salud está “al límite”

Con más de 13 mil casos de Covid-19, gremio médico afirma que el personal de salud está “al límite”

En varios hospitales se cerraron servicios y derivaron pacientes, ante la falta de profesionales y personal de enfermería, contagiados con coronavirus o aislados por la enfermedad. Piden al Ministerio de Salud testeos masivos y reemplazos para evitar la fatiga extrema de los trabajadores. “Los planteles en general están disminuidos, diezmados”, alertaron desde la FESPROSA.

Desde el jueves, las autoridades del Hospital Evita de Lanús, en pleno corazón del conurbano bonaerense, comenzaron a derivar pacientes de su terapia intensiva a otros centros asistenciales. Ante la cantidad de contagios entre su personal, la terapia intensiva no puede garantizar los cuidados mínimos, por lo que se decidió la medida de emergencia. Ante esto, los médicos y profesionales del lugar denunciaron un “colapso sin salida”, y pidieron que se cierre la guardia y no se reciban más pacientes. El caso generó preocupación en la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), que le viene reclamando al gobierno nacional medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores del sistema sanitaria, que combaten la pandemia.

Entre los reclamos, piden testeos masivos al personal, y que se garanticen reemplazos para los lugares que están cerca de quedarse sin atención. “La situación es similar en los hospitales del primer cordón del conurbano y de la Ciudad de Buenos Aires”, afirmaron desde la entidad. Otro centro de salud “al límite” es el Posadas, el único bajo la órbita nacional. Los contagios entre el personal sanitaria ya superan los 13 mil en todo el país.

La grave situación en el hospital evita mostró cómo la mayor circulación del coronavirus en los últimos días en la zona metropolitana está tensionando el sistema de salud, y en muchos casos están “al límite”. “Cama más, cama menos, estamos en un porcentaje de ocupación por encima de lo que dice el Ministerio de Salud”, sostuvo el vicepresidente de la FESPROSA, Jorge Yabkowski.

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente confirmó 129 contagios entre enfermeros y profesionales, “muchos de los cuales están internados en otros hospitales”. “Cuando pasa esto obviamente tenés que cerrar la terapia y evacuar los pacientes, porque esos casos dejan a las camas sin posibilidad de usarlas. Es toda una unidad”, agregó Yabkowski. El caso de Lanús no es aislado, y marca la realidad del sector, que ya tiene 1.300 contagiados de Covid-19. “Los planteles en general están disminuidos, diezmados, además de tener salarios muy bajos y condiciones de trabajo muy precarizadas”, insistió el dirigente.

Cuando se conoció la decisión de las autoridades del hospital Evita de trasladar pacientes por el colapso de la terapia intensiva, la asamblea de residentes y concurrentes de ese centro de salud emitieron un duro documento donde denunciaron la “situación de indefensión” en la que están, y los problemas diarios para afrontar su tarea.

“Los servicios que históricamente tuvieron problemas, hoy están atravesando un colapso sin salida”, dijeron los médicos en su carta pública. En este sentido, denuncian que las tareas se llevan a cabo “con el 50 por ciento del personal médico y de enfermería”, por lo que aseguran que “no podemos seguir atendiendo pacientes”. Por esto pidieron “el cierre de la guardia, y reemplazos inmediatos” para el personal que no puede cumplir sus tareas. «Mientras hay residentes cubriendo guardias de 24 horas cada 48, al mismo tiempo tenemos personal de hospital que aún permanece cohortizado (que está en su domicilio por ser mayor de 60 años o presentar otro factor de riesgo), que no se presenta a trabajar o que se presenta cuatro meses en un mes», destacó el documento, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Otro de los hospitales que están en una situación extrema es el Posadas, el único bajo la órbita nacional, que tiene también problemas con los contagios. “En este momento el hospital está en una situación fronteriza en cuanto a la demanda, tenía 25 consultas por cuadros febriles por día, y paso en una semana a tener 250, diez veces más”, explicó Yabkowski.

Además, de estas consultas “prácticamente la mitad de los hisopados dan positivos, es decir, el aumento de la circulación viral en la zona es muy grande”. “En terapia intensiva están prácticamente todas las camas ocupadas, la situación es difícil, hay más de 350 infectados entre el personal del hospital, algunos volvieron a trabajar, porque el nuevo criterio es que a los 10 días y sin hisopado se reintegran al trabajo”, remarcó el vicepresidente de FESPROSA. En el Posadas, además, hubo 1.300 aislados, algunos de los cuales están volviendo a cumplir sus tareas.

El reemplazo del personal fue motivo de reclamos de la FESPROSA en el Comité Nacional de Gestión de Crisis, creado hace unas semanas por el Ministerio de Salud para tratar temas relacionados con la pandemia y del cual son parte los gremios médicos. En la última reunión, la federación pidió que no se ofrezcan horas o guardias a quienes hayan cumplido 40 horas semanales.

“Se entra en el terreno de la fatiga laboral. Es como ofrecerle a un chofer de micro que vaya y venga a Salta tres veces”, ejemplificó Yabkowski. Por las necesidades del personal, muchos toman estas horas, y corren el peligro de cometer errores. Otro de los pedidos es que se hagan testeos masivos entre el personal. “En algunos lugares se empiezan a hacer. En el Posadas se realizarán desde el martes, con exámenes de ceroprevalencia para saber cómo circula el virus”, remarcó el dirigente.

El Comité Nacional de Gestión de Crisis está integrado por gremios y funcionarios de salud, además de entidades científicas y otros sectores. Si bien lleva menos de 45 días de acción, Yabkowski valora su funcionamiento: “tiene algunas cosas interesantes, se inició una encuesta nacional entre 10 mil trabajadores de todo el país para conocer cómo es la situación de fatiga y disponibilidad de elementos de protección”.

“Nosotros necesitamos que algunas cosas vayan más rápido. Pedimos por ejemplo para que se nos de los datos de los trabajadores contagiados de coronavirus desglosados y analizados, sabemos que con más de 13 mil en todo el país, queremos sabes en qué lugares están, las características para poder trabajar en la prevención”, subrayó.

A la espera de los resultados de esta encuesta oficial, la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) difundió un trabajo donde analizó el impacto que generó la pandemia entre los profesionales sanitarios.

El relevamiento, al que tuvo acceso Gestión Sindical, arrojó que “el 82 por ciento de los encuestados considera que su trabajo en el sector de la salud le generó algún tipo de impacto emocional a raíz de la pandemia”. Entre los principales efectos que han experimentad, los encuestados mencionaron “el miedo a contagiar a un familiar o ser querido, la ansiedad, el insomnio y la tristeza”.

Además, “el 70 por ciento de los encuestados refirió que sus ingresos se vieron disminuidos desde marzo a la fecha y en un 38 por ciento de los casos esas reducciones fueron de entre el 25 y el 50 por ciento”.

Por último, el informe asegura que “la gran mayoría de los casos (74 por ciento) la institución en la que trabajan no dispuso ningún tipo de medida para mitigar la caída de la remuneración de estos trabajadores”.

Comentá la nota