Los colectiveros se suman a la amenazan de paro y comparan a Macri con De la Rúa

Los colectiveros se suman a la amenazan de paro y comparan a Macri con De la Rúa

“Sin diálogo, vamos a volver al 2000", dijo Roberto Fernández de la UTA, el garante de que el paro se sienta.

El colectivero Roberto Fernández, aseguró que "el paro, de cualquier manera, va a venir" y comparó al gobierno de Mauricio Macri con el de Fernando de la Rúa.

“Sin diálogo, vamos a volver al 2000", dijo el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en referencia al año previo al estallido social durante el gobierno del radical que finalmente renunció a la presidencia.

Fernández, que además es secretario de Vivienda y Turismo de la CGT unificada es quien garantiza que un paro nacional se sienta realmente en Capital Federal y el Conurbano, puesto que para todos los trenes y colectivos, lo que impide que la gente llegue a sus puestos de trabajo.

"El paro lo quieren todos, el tema es la fecha" enfatizó en esa dirección el vocero de prensa de la UTA, Mario Caligari.

El Comité Central Confederal que se reunirá hoy desde las 10, en Azopardo 802, de esa ciudad, demostrará que "estamos en un estado deliberativo de máxima jerarquía donde se va escuchar las voces de la mayoría de los gremios confederados que están por fuera del consejo directivo", detalló Caligari.

En ese marco, el Jefe del Gabinete, Marcos Peña, señaló esta tarde que "el gobierno seguirá apostando al diálogo y a poder trabajar con los sectores sindicales en desarrollar un camino sustentable en materia fiscal para ir aliviando la carga impositiva" en referencia al reclamo gremial por la baja del mínimo no imponible.

Consultado si Macri recibiría a la CGT, Peña respondió: "No creo que haya ningún problema. En cualquier caso ya nos hemos reunido con la nueva cúpula no. Es algo que no le vemos ningún problema", añadió.

En conferencia de prensa, Peña dijo que "este año hubo una transferencia de 50 mil millones de pesos de devolución por decirlo de alguna forma de gente que hubiese pagado ese monto y no lo pagó, con lo que fue la reforma mas fuerte en muchísimos años".

En tanto, el dirigente bancario Sergio Palazzo dijo que "tiene que haber un paro nacional en octubre" e insistió con que la conducción sabe que tiene que haber un paro en octubre".

Palazzo justificó la posible adopción de una medida de fuerza por la CGT en que "el gobierno no respetó las demandas de los trabajadores por la reapertura de las paritarias, la derogación del impuesto a las ganancias, por el freno a los despidos y la reactivación de la industria nacional", en otras reclamos.

Mientras que el triunviro de la CGT Carlos Acuña, remarcó: "No quiero un paro, quiero respuestas del gobierno a los reclamos más urgentes como un aumento a los jubilados, el incremento de las asignaciones sociales que son los sectores más vulnerables".

En tanto desde Córdoba, el secretario general del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), José Pihen, advirtió que "si la CGT no fija la fecha, el paro en Córdoba será el 20 de octubre".

En declaraciones a Radio Ciudad, Roberto Fernández añadió que "estamos buscando todas las maneras para que el Gobierno reabra el diálogo y encuentre soluciones. El paro, de cualquier manera, va a venir. Pero sabemos que no es nuevo. No queremos volver a épocas pasadas de paros y más paros sin encontrar soluciones".

El colectivero resaltó que la medida de fuerza "no es un capricho" y que buscan encontrar soluciones "a través del diálogo y no de la confrontación".

"Si no, vamos a volver al año 2000. Siempre tiene que haber expectativas. A través del diálogo, de una u otra manera, nos vamos a entender. Acá hay una CGT que quiere dialogar", insistió Fernández.

El sindicalista afirmó que "la situación es cada vez más difícil" a la vez que dijo que "el Gobierno tiene alternativas" para evitar el conflicto, entre las que mencionó "un bono de fin de año o algún cambio en el impuesto a las Ganancias".

Comentá la nota