Córdoba: Alberto Fernández le sugirió a un candidato que se baje, pero no le hizo caso

Córdoba: Alberto Fernández le sugirió a un candidato que se baje, pero no le hizo caso

Franco Saillén, quinto candidato a diputado nacional por Córdoba del Frente de Todos e imputado en la causa por la que están detenidos los líderes del Sindicato de Recolectores de Basura (Surrbac), sigue aferrado a su postulación. Hace 48 horas Alberto Fernández dijo que, si él estuviera en su lugar, se "bajaría". Pese a todas las presiones y al avance de la investigación judicial, resiste.

Franco Saillén, quinto candidato a diputado nacional por Córdoba del Frente de Todos e imputado en la causa por la que están detenidos los líderes del Sindicato de Recolectores de Basura (Surrbac), sigue aferrado a su postulación. Hace 48 horas Alberto Fernández dijo que, si él estuviera en su lugar, se "bajaría". Pese a todas las presiones y al avance de la investigación judicial, resiste.

"Es una decisión personal; nadie lo está inculpando, pero es una situación incómoda que desvía la atención que debería estar en las propuestas", admitió un referente del Frente de Todos a LA NACION. Desde la detención de su padre, Mauricio Saillén, y su segundo Pascual Catrambone, y la imputación de 19 personas por supuesto lavado de dinero, administración fraudulenta y usura, todos en el partido esperan que de un paso al costado.

Fernández -insistiendo en que rige el principio de inocencia porque está imputado- sugirió que se bajara. Sin embargo, no dio ninguna señal en ese sentido. "Si toma alguna decisión es probable que primero se entere la Justicia Electoral", afirmó otro integrante de la lista.

El nombre de Saillén no estaba en la lista que cuyos primeros cinco nombres (el quinto era el de Martín Fresneda, actual legislador provincial y exsecretario de Derechos Humanos de la Nación) vinieron desde Buenos Aires. A pocas horas de presentar la nómina en la Justicia Eectoral, el Surrbac reclamó más protagonismo y amenazó con una ruptura. Fresneda dejó su puesto y fue reemplazado por Saillén.

Franco Saillén es legislador provincial y primer vocal titular en el Surrbac. Ayer el juez federal Ricardo Bustos Fierro -quien la semana pasada rechazó por segunda vez la excarcelación de los dos detenidos- inhibió nueve chapas de taxis a nombre de miembros del sindicato. En los allanamientos se secuestraron $7 millones, oro, joyas y más de 20 autos de alta gama; además se detectó una caja de seguridad con US$400.000 y un plazo fijo a nombre de Saillén padre por US$700.000.

Fernández dijo a La Voz del Interior que no conocía a Saillén y que la foto que circula con él -es la del primer acto en Córdoba del candidato, en el club Hindú- es de las que se hacen "en ese tipo de situaciones, con alguien que se pone al lado".

Cuando se desató el escándalo por la detención de los sindicalistas, fue Luz y Fuerza el gremio que se solidarizó. Incluso su titular, Gabriel Suárez, actuó como "mediador" para que Saillén saliera de su casa detenido sin inconvenientes entre las fuerzas de seguridad y los militantes del Surrbac que habían llegado al lugar.

Días después, LA NACION publicó que también la cúpula de Luz y Fuerza estaba denunciada por la Procelac por presunto lavado de activos; los 11 mencionados se presentaron espontáneamente a la Justicia.

Hoy, por orden del fiscal Gustavo Vidal Lascano, se hicieron 15 allanamientos tanto en el gremio como las casas particulares de los denunciados y en bancos. Todavía no hay imputaciones. Claudio Orosz, abogado de Suárez, atribuyó la denuncia a un "ataque mediático" en contra de un gremio que "está en lucha de su convenio de trabajo".

Coment� la nota