En la Corriente admiten que si la CGT no convoca al paro, “podría haber una ruptura”

En la Corriente admiten que si la CGT no convoca al paro, “podría haber una ruptura”

Desde la Corriente Federal mantienen una postura muy crítica sobre los pasos de la CGT de cara a la construcción o no de un paro general. El próximo martes la central se reunirá nuevamente con el Gobierno para recibir una respuesta sobre las exigencias de la central obrera.

Tres de los máximos referentes de la Corriente Federal de Trabajadores,  fijaron una postura de de profundo reproche y hasta admitieron que de no concretarse un paro nacional el martes, luego de la reunión de la CGT con el Gobierno, “podría haber una ruptura” de lo gremios integrantes del circulo cegetista.

Una de las caras más visibles de la CFT, Sergio Palazzo rechazó de plano los planteos de la CGT ante el Gobierno nacional y sostuvo que el primero que tuvo que haberse puesto sobre la mesa era “el veto presidencial a la ley sobre los tarifazos”. “Tengo una profunda decepción por la actitud que ha tomado la CGT todo este tiempo”, se sinceró el bancario. “No queremos tener una CGT arrodillada ante el Gobierno y el poder”, disparó. Palazzo también considera que la connivencia entre la Corriente Federal, las dos CTA, el moyanismo y los movimientos sociales  “ha sido una lucecita en el horizonte de los trabajadores”. “No se trata solo de ver quién conduce la CGT sino para qué”.

También:

UDOCBA definió un paro de 48 horas

Héctor Amichetti, secretario general de la Federación Grafica, plantea “ir no sólo a un paro nacional, sino a un plan de lucha que tenga continuidad” porque considera que “esa es la manera de defender los intereses de los trabajadores y de todos los sectores nacionales”. “Como Corriente Federal hemos rechazado la negociación sobre esos cuatro puntos (refiriéndose a los cinco ítems que la CGT le planteó al Gobierno para no convocar a un paro nacional). No diría que son secundarios, pero hay que ponerlos en un marco de rechazo al acuerdo con el FMI, al veto a los tarifazos y a la negociación de paritarias libres”, argumentó el gráfico. “La situación se va agravando, ya vemos los síntomas de una fuerte recesión donde las Pymes están siendo muy golpeadas”, evalúa. “Si no sale el paro tendremos que seguir con una unidad en la acción sin una conducción en  CGT unificada y podría haber una ruptura”, advierte.

Por lo pronto, el jefe de los curtidores, Walter Correa cuenta que “la mayoría de las delegaciones regionales” pretenden “un paro nacional con un plan de lucha” y rechazan la actitud del triunvirato en “ir a negociar con el Gobierno” porque sostiene que “hace recordar a los años noventa”. “Van a reunirse, arman una agenda que después no se cumple. Ocurrió con el pago de un bono a fin de año en 2016 y también, con el compromiso para que no haya despidos a principios del año pasado”, rememora Correa. “Nuestro espacio viene pidiendo que el Triunvirato convoque a un Confederal,  que le dejen lugar a los compañeros y compañeras que tengan ganas de luchar y defender las conquistas”, remata.

Comentá la nota