Desde la CGT dicen que "es un alivio" el desembolso para las obras sociales

Desde la CGT dicen que

El cerebro de la central obrera detrás del armado financiero de las obras sociales, José Luis Lingeri, reconoció que el decreto "es un alivio". Además dijo que "no es momento de discutir" a las condiciones laborales.

El secretario general del gremio de Obras Sanitarias y especialista en el tema de obras sociales dentro de la CGT, José Luis Lingeri, sostuvo que "en parte es un alivio" el decreto oficial que aumentó fondos para esas prestadoras de salud gremiales, al tiempo que criticó la Comisión que impulsa el Gobierno para debatir "la modernización" de las condiciones laborales. 

"Ya fue promulgado el decreto, mañana (por este martes) entra en vigencia. En parte es un alivio, venía muy retrasado", evaluó Lingeri en declaraciones a la agencia de noticias NA.

De esta forma, el veterano gremialista se refirió al decreto con el que el Gobierno oficializó un incremento de 13.000 millones de pesos para los fondos destinados a las obras sociales que controlan los sindicatos, en momentos en que la conducción de la CGT no descarta convocar a un nuevo paro general en rechazo a la situación económica, como le viene exigiendo otros sectores gremiales. 

Lingeri es desde hace muchos años el especialista en el tema de las obras sociales dentro de la CGT y siempre encabeza las negociaciones con los distintos gobiernos que estén referidas a esta problemática. 

Durante el kirchnerismo se generó una deuda millonaria por la retención de fondos para las obras sociales, y el Gobierno de Mauricio Macri se había comprometido el año pasado a devolver $ 27 mil millones aunque las negociaciones venían demoradas por las idas y vueltas y la tensión en la relación entre la Casa Rosada y la CGT. 

Por otra parte, Lingeri cuestionó la iniciativa oficial de crear una "Comisión de Diálogo Social para el Futuro del Trabajo", con el objetivo de debatir junto a sindicatos y empresarios diferentes medidas para adaptar el empleo "a las nuevas realidades económicas, sociales y culturales".

"Eso está en pañales. A nosotros nos parece que no es momento de discutir eso en un contexto de una desocupación en el país de 7 millones de personas y con casi trece bajo la línea de la pobreza", planteó el integrante del Consejo Directivo de la CGT.

Por último, reconoció que la CGT está negociando con la Rosada el "blanqueo laboral" que el oficialismo había incluido dentro de la fallida ley de reforma laboral y que era uno de los pocos puntos que la central obrera no rechazaba. 

"Hay un principio de acuerdo sobre eso", dijo acerca de la condonación de la deuda que regiría para las empresas que ingresarían al "blanqueo" y que durante años no hicieron los aportes de cargas sociales de sus empleados en condición informal, pero señaló que "hay otras cositas sobre las que nos tenemos que poner de acuerdo" para que la iniciativa tenga el visto bueno de la CGT.

Coment� la nota