Dispar repercusión del paro general en Chivilcoy

Dispar repercusión del paro general en Chivilcoy
El paro general que se llevó a cabo en la jornada de ayer a nivel nacional tuvo una dispar repercusión en Chivilcoy debido a que, algunas de las principales actividades como el comercio y servicios, el Municipio, sectores de la industria y la bancaria, se desarrollaron prácticamente con normalidad, mientras que se sintió más fuertemente en algunas reparticiones públicas provinciales, en el sector educativo estatal y en el transporte público de pasajeros.

La huelga fue convocada por la CGT Azopardo, liderada por el camionero Hugo Moyano, la CGT Azul y Blanca, del gastronómico Luis Barrionuevo y la CTA conducida por Pablo Micheli, que afectó principalmente a los grandes centros urbanos, mientras que en los pueblos del interior, como fue el caso de nuestra ciudad, tuvo menor efectividad y alcance. Entre los principales hechos ocurridos en Chivilcoy fue el bloqueo realizado por representantes de la Unión Tranviaria Automotor seccional San Nicolás a los micros de la Empresa Municipal de Transporte Urbano de Pasajeros Sociedad del Estado (Emtupse), quienes no pudieron salir a prestar el servicio tal como tenía previsto la conducción de la empresa del estado para la jornada de ayer (ver nota aparte). También hubo intentos de parte de dicho gremio de evitar que corran algunos micros de escuelas y de empresas privadas que transportan personal de empresas radicadas en el Parque Industrial o en otros polos fabriles. En el ámbito docente del sector público hubo una adhesión dispar según los datos aportados por Jefatura Distrital que habría llegado al 30%, siendo mayor el ausentismo en el nivel primario. En algunos establecimientos no hubo clases y en otros, hubo actividad prácticamente normal. Cabe señalar que al paro adhirieron el DAC (Docentes Argentinos Confederados), en el que está enrolada la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y Udocba, no así Suteba que criticó enfáticamente la realización de esta medida de fuerza. Los cuestionamientos esgrimidos por Suteba Chivilcoy, se explicitaron a través de un comunicado en el que se denunció: '¿Un paro por 'paritarias libres' cuando acabamos de cerrar dos acuerdos paritarios (el Provincial y el Nacional) con un avance importante en nuestros reclamos y que fue aprobado por la inmensa mayoría de los docentes? ¿Qué compromiso político tendrá? En Suteba, cuando peleamos, lo hacemos por reclamos concretos y ¡damos la batalla hasta conseguir la victoria!'. Al respecto agrega el comunicado que tanto la CTA de Hugo Yasky como Suteba, no adhirieron al paro 'porque tenemos memoria. Esta Central nació en el enfrentamiento a las políticas que en la década de los 90 pisotearon los derechos de los trabajadores y nos hundieron en el hambre, mientras no pocos dirigentes sindicales -muchos de los que hoy convocan a este paro- aplaudían y hacían negocios a costa del padecimiento de la mayoría de nuestros compañeros'. 'Porque tenemos principios. No nos sentimos convocados a un paro que cuenta con la bendición de la Sociedad Rural, de los grupos financieros, de la Unión Industrial y de los dueños de los grandes grupos mediáticos que quieren volver a la Argentina neoliberal. Porque no figuran en los reclamos el 35% de los trabajadores que siguen con salarios en negro'. En tanto, según la presidenta del Consejo Escolar Cristina Bergerot, solo hubo una adhesión del 10% en el personal auxiliar, que ya habían realizado paro el día anterior, ya que algunos gremios importantes no habían adherido a la medida. Otro de los rubros en el que hubo un impacto mínimo fue en el de las estaciones de servicios, ya que la mayoría atendieron al público, salvo la YPF de La Posta cuyo personal se plegó a la medida y el paro simbólico de una hora que realizaron en otras estaciones. Por su parte, hubo actividad en todos los bancos de la ciudad aunque con algunas operaciones restringidas al no contar durante la jornada con clearing bancario. En tanto, otro de los sectores importantes de la actividad de Chivilcoy, el comercio, funcionó prácticamente normal salvo en aquellas firmas cuyo funcionamiento está condicionado al funcionamiento de otros rubros, como por ejemplo el transporte, que sí adhidieron a la medida de fuerza. En el ámbito municipal, las actividades fueron de una jornada normal debido a que el Sindicato Municipal Chivilcoy no adhirió al paro.

Coment� la nota