La FeMPINRA advierte “medidas de fuerza sorpresivas”

La FeMPINRA advierte “medidas de fuerza sorpresivas”

La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA), que conduce Juan Carlos Schmid, se encontrará el próximo jueves con funcionarios en el Ministerio de Trabajo ante el conflicto por los 159 telegramas de despidos enviados a los trabajadores de Terminales Río de la Plata (TRP). Los portuarios realizaron hoy una asamblea en la puerta de ingreso de la terminal y aseguraron que prevén “medidas de fuerza sorpresivas de no alcanzar una respuesta satisfactoria”.

Lo que está haciendo el presidente Macri junto al Ministro de Transporte Guillermo Dietrich es concentrar la carga del Puerto de Buenos Aires, el centro histórico por donde se movieron las economías regionales, y mientras habla de la apertura de la Argentina al mundo, lleva adelante un ajuste descomunal”, expresó  Schmid, triunviro de la CGT y enfatizó: “Vamos a llevar adelante medidas de fuerza sorpresivas en todos los puertos del país en caso de que no tengamos respuestas satisfactorias”.

El también secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT) acusó al bloque Cambiemos y a la Maersk, controlada por APM Terminals: “Hay una connivencia entre ambos y no se trata de falta de competitividad laboral sino de un grupo que busca la concentración del mercado y de la carga en una sola terminal. Estamos cansados de que digan que el problema son los costos laborales”, reclamó el sindicalista.

El conflicto se originó luego de los 160 telegramas de despidos que la empresa envió al presentar el pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) al Ministerio de Trabajo, motivo por el cual la FeMPINRA se reunirá el próximo jueves  con funcionarios de la cartera laboral a partir de las 11 de la mañana. Hoy, los trabajadores llevaron a cabo una asamblea en la puerta de ingreso a TRP.

Cuestionamos también la actitud de la responsable de APM Terminals a nivel regional, Silvia Iglesias, quién decidió absorber la carga de dos líneas navieras que operaban en TRP en la Terminal 4, gestionada por APM, y al titular de TRP Gustavo Figuerola por haber sido funcional a las negociaciones” explicó Schmid, y destacó: “Esto está provocando una recarga sobre los trabajadores portuarios, lo que produce fatiga y disminuye la calidad del empleo”.

“VAMOS A LLEVAR ADELANTE MEDIDAS DE FUERZA SORPRESIVAS EN TODOS LOS PUERTOS DEL PAÍS EN CASO DE QUE NO TENGAMOS RESPUESTAS SATISFACTORIAS”.

El dirigente ratificó que seguirán “profundizando la lucha para que estos 159 despidos sean revertidos”. “La modernización del Puerto tiene que incluir necesariamente a todos los trabajadores, pero parece que a Cambiemos solo le importa mejorar las ganancias empresarias a costas de nuestros empleos“, concluyó.

Comentá la nota