Los gremialistas bahienses se ilusionan con la reactivación tras el triunfo de Fernández

Los gremialistas bahienses se ilusionan con la reactivación tras el triunfo de Fernández

Todos señalan la necesidad de lograr consenso mediante el diálogo, a la vez que criticaron la gestión de Mauricio Macri.

   El triunfo de Alberto Fernández no los sorprendió. Eran conscientes que el futuro de Mauricio Macri estaba hipotecado y en gran parte por la cantidad de fuentes laborales perdidas.

   Por ello, varios dirigentes gremiales de nuestra ciudad se ilusionan con una reactivación productiva a partir de diciembre, que mejore el presente de los trabajadores argentinos.

   “Tengo expectativas de que las cosas mejoren, más allá de la coyuntura del presente. Creo que se vienen épocas de mucho consenso, ya que no hubo victorias arrolladoras. Las cámaras están equilibradas, por lo que el diálogo será clave. Y que el gobierno de Fernández tendrá que hacer lo que no hizo el de Macri: emplear la política. Esa que lleva a armar mesas de diálogo para encontrar los equilibrios”, manifestó Gabriel Matarazzo, secretario general del sindicato de Sindicato de Petróleo Gas y Biocombustibles de Bahía Blanca y también de Hacienda de la Federación Nacional.

   “Los trabajadores no nos resignaremos ya que la esperanza es el motor que nos impulsa hacia el futuro. Un país mas justo es posible. La transformación social depende de profundos cambios políticos y los trabajadores nos merecemos un proyecto que nos incluya a todos. La unidad del peronismo y el Frente de Todos nos devolvió la esperanza”, señaló Hugo Modarelli, líder de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA), delegación Bahía Blanca.

   “Tuve la oportunidad de estar en dos mesas de trabajo, una de ellas con el gobernador electo (Axel Kicillof) y la otra con Alberto Fernández, y sin ninguna dudas se va a potenciar el trabajo; se volverán a activar las Pymes, generadoras de empleo, y se profundizará en un modelo que permita que haya circulación de dinero en el mercado interno, con actualización de salarios y producción de todos los sectores”, contó Miguel Aolita, principal referente de la Asociación Empleados de Comercio de nuestra ciudad.

   “Será una etapa de consensos. Me gustaría que se deje de fomentar la grieta, porque somos todos argentinos. Podemos tener diferencias en las herramientas o los modos, pero no podemos tener diferencias en el fin, que debe ser el bienestar de la población. Todas las fuerzas deben escucharse, más allá de los colores políticos. Debemos superar de una vez por todas las divisiones de unitarios y federales; peronistas y radicales; macristas y kirchneristas. Basta de esas cosas, porque a la gente común no le interesa. Le interesa que la política genere trabajo y paz social y eso se consigue con consenso entre todos los sectores. El país lo sacamos adelante entre todos, no una sola persona”, opinó Miguel Agüero, secretario general del sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca.

   “Desde nuestro sindicato (AEFIP) impulsábamos un cambio de política, de modificar la forma de gestionar, que es lo que nos influye directamente en nuestro trabajo. Para nosotros han sido 4 años muy malos. Ya veníamos de 4 complicados con la gestión Echegaray, pero estos últimos realmente fueron más difíciles. Sobre todo porque se desestimó la importancia de la AFIP en la administración federal”, puntualizó Sebastián Más. 

   “El triunfo a nivel nacional de la fórmula Fernández-Fernández genera expectativas, sobre todo porque es necesario un cambio de política. Lo mismo sucede en la provincia con Kicillof y lamentablemente no alcanzó a nivel local para que ganara Federico Susbielles, a quien apoyábamos por sus propuestas para mejorar la ciudad”, cerró la rueda Eduardo Palomo, del sindicato del Personal de Vialidad Nacional del 19º Distrito de Bahía Blanca.

La gestión de Macri

   Todos, basándose en los inconvenientes que sufrieron en sus sectores, fueron críticos a la gestión de Mauricio Macri.

   “Macri se encerró en su mundo. Recién el lunes pasado, con la foto que hizo con Alberto Fernández, dio señales de apertura hacia el diálogo. Ojalá la puedan mantener, porque es momento de dejar los egos a un costado y no pensar en beneficios individuales, sino que se iluminen todos los sectores para que todo sea más equitativo. Todos van a tener que ceder; sino se entiende eso, va a seguir sucediendo lo mismo”, opinó Matarazzo.

   “Los gremios somos los precursores de la construcción colectiva, unidad y garantes de la misma si somos capaces de mantener la organización y participación para defender los proyectos nacionales que incluyan a todos los trabajadores, proyectos que nos devuelvan la dignidad y que nos saque del modelo individualista de exclusión que se impuso en el último tiempo”, resumió Modarelli.

   “En estos últimos 4 años sufrimos mucho menosprecio hacia el factor humano. Este gobierno le hizo a la AFIP un maquillaje de buenos modales puertas afuera, pero hacia adentro fueron muy dañinos. Gran parte del organismo quedó paralizado, por el simple hecho de que no le dieron prioridad a la recaudación genuina. Prefirieron financiarse con dinero del FMI antes que generar recursos propios a través de los impuestos”, agregó Más. 

   “Soy de extracción peronista y me sentí más identificado con Alberto Fernández y Axel Kicillof en la línea de pensamiento. La gestión de Macri no fue positiva y por eso la gente eligió un cambio”, dijo Agüero.

   “Macri prácticamente vació Vialidad Nacional. Necesitamos recuperar la administración por conservación. Es la base fundamental del trabajador vial. Hoy tercerizaron nuestros trabajos y nuestra mano de obra fue desestimada. Incluso, se recortó muchísimo la planta laboral, lo que también traerá complicaciones a la hora de volver a poner en funcionamiento los trabajos”, anticipó Palomo.

En el plano local

   Los dirigentes gremiales también se refirieron a las elecciones a nivel local, donde Héctor Gay retuvo la intendencia en detrimento de Federico Susbielles.

   “La pena, a mi criterio, es que Federico (Susbielles) no haya podido ganar la intendencia de Bahía Blanca, porque sin ninguna duda hubiese sido más beneficioso para el bahiense; es decir, lo mejor era poder llegar a tener un intendente consustanciado con la Provincia y la Nación. Tuve una conversación reciente con Susbielles y lo felicité por dos temas puntuales: fue clave en la unión del peronismo en Bahía Blanca, con todos los sindicatos encolumnados detrás de él, un logro muy importante y, además, hoy, como líder de la oposición, tendría que ser el nexo de comunicación entre el intendente que ganó las elecciones, el gobernador y nuestro presidente electo. Se debe trabajar en conjunto para el bien de los bahienses”, dijo Aolita.

  “En lo local apoyamos a Federico Susbielles. Nos parecía que sus propuestas eran superadoras e incluían a todos los sectores, con una campaña mucho más orientada hacia la gestión y el diálogo. Con ésto no quiero decir que la gestión de Gay haya sido mala, pero creíamos que también era momento de cambio en Bahía”, reconoció Sebastián Más.

   “Lo positivo aquí en Bahía Blanca es que en el próximo período habrá en el Concejo Deliberante tres ediles de extracción sindical, por lo que los trabajadores estarán representados fuertemente. La relación con el municipio maduró mucho en el último tiempo y existió mucho consenso a la hora de tomar decisiones, por lo que bregaremos para que siga de la misma manera. Obviamente que le mandé mis felicitaciones al ganador, haciendo hincapié de que una buena gestión municipal necesita de los trabajadores municipales”, opinó Agüero.

   “Preferíamos a Federico Susbielles, porque pienso que necesitamos un intendente que luche por las obras que se encaran en nuestra zona. Y es importantísimo que el vial esté presente en ellas. En el caso de nuestro distrito, es importante que estemos en la que se está llevando a cabo en la zona de El Cholo y en la de la Ruta 33 y que se terminen. Por más que le hicieron mucha propaganda, el porcentaje de ejecución es muy bajo”, disparó Eduardo Palomo.

   En definitiva, todos concordaron en una frase del experimentado Hugo Modarelli.

   “La justicia social debe dejar de ser una estrofa de la marcha o una leyenda escrita en la pared, para instalarse en nuestra sociedad. Debemos entender que sin justicia social no hay desarrollo y sin desarrollo no es posible una sociedad mas igualitaria, justa y participativa”.

Coment� la nota