Un ministro de Vidal blanqueó que convocarán a los gremios en diciembre y los docentes enfurecieron

Un ministro de Vidal blanqueó que convocarán a los gremios en diciembre y los docentes enfurecieron

No habrá una nueva propuesta durante noviembre. Quieren analizar la recaudación.

El ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, confirmó que el gobierno provincial volverá a convocar a los docentes a discutir salarios recién en diciembre, cuando el Ejecutivo analice la recaudación bonaerense.

"Seguramente en el mes de diciembre estaremos haciendo una nueva propuesta. Nuestra única posibilidad es analizar la recaudación y en función de eso hacer nuestra mejor oferta", dijo hoy el ministro a Radio Provincia.

Las palabras de Villegas enfurecieron a los gremios docentes que dejaron trascender que sin diálogo, volverán a las medidas de fuerza.

LPO había adelantado que Vidal se resignaba a terminar el año sin acordar con los docentes y la duda era cómo encarar el 2019

El tema es que el fracaso de la negociación comenzó a ser un tema sensible dentro del gobierno. En particular porque el ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, nunca pudo tener con Roberto Baradel y Mirta Petrocini el diálogo que tuvo Alejandro Finocchiaro.

Provincia de Buenos Aires: 2018, el año más conflictivo desde 2002 

Pero además, los ministros Villegas y Hernán Lacunza (Economía) no tienen en marcha ninguna estrategia para encauzar la negociación. Y en paralelo la inflación se dispara y la economía da la razón a los maestros. La táctica de atacar a Baradel perdió fuerza en un escenario económico en el que no se avizoran mejoras. "Más allá de Baradel, son los docentes quienes están furiosos con el gobierno", dicen fuentes del gobierno.

Villegas aseguró hoy que a todas las propuestas del gobierno "recibimos como respuesta la huelga, como única posibilidad de acción". Además agregó que "cuando uno mira la población docente, ya el 50% está cobrando el incentivo por presentismo que otorgó el Gobierno, por lo que están cobrando un 35,5% porque ese presentismo representa un 4,5% más".

Los gremios enfurecieron por las palabras del ministro. "Sus dichos confirman que sólo citan a reuniones donde el gobierno informa la oferta. No hay diálogo, y no hay posibilidad de debate. Solo imposiciones unilaterales", dijo Patrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).

El conflicto docente de 2018 es el más largo desde 2002. El año pasado, la provincia tuvo 18 días sin clase, pero con la última medida de fuerza de los gremios, este año se acumulan 28 días con las aulas vacías.

Por su parte, Baradel sostiene que el gobierno fijó un plan para "bajar" los salarios docentes. "Se fijó un plan de bajar el salario a los docentes. Nos están dando un 19% en agosto y septiembre, cuando en agosto fue un poco más de 24% y en septiembre, el 32,4% En diciembre, cuando nos reunamos ya va a haber superado el 40%", afirmó el titular de Suteba a La Tecla.info.

Bronca en el gabinete de Vidal con Sánchez Zinny porque se borra del conflicto docente

El dirigente sindical desestimó que la Provincia tenga que esperar un análisis de la recaudación para realizar una nueva propuesta y enfatizó que los funcionarios bonaerenses "tienen el dinero". "Tienen la intencionalidad de bajar el salario. Por eso convocan en diciembre", evaluó.

La última oferta del gobierno fue el 11 de octubre. Ese día, el gobierno mantuvo negociaciones frenéticas para cerrar con los estatales, una estrategia para meterle presión a los líderes docentes.

Pero los gremios -con años de paritarias a cuesta- sabía que los negociadores de Vidal llegarían con una oferta igual a la que le habían planteado a los estatales el día anterior (un 11% para octubre y noviembre, alcanzando un 30% en diciembre).

Por eso, los sindicatos tiraron sobre la mesa una contrapropuesta que descolocó a los negociadores del gobierno. Pidieron adelantar al mes de septiembre el 11% y solicitaron además la cláusula gatillo para noviembre.

El conflicto docente tiene a Sánchez Zinny, al borde de la renuncia porque hsta sus pares del gabinete le reprochan que se borra del tema y no hace el esfuerzo de buscar una salida.

La situación es delicada porque Vidal empieza a ver la posibilidad de terminar el año sin haber cerrado la paritaria y con más de un mes acumulado de paros y nadie imagina en su gobierno como se hace desde ese lugar para iniciar el año que viene. "¿Si no logramos u n acuerdo el año que viene qué hacemos? ¿No convocamos más a paritarias?", se preguntan en el Ejecutivo.

Coment� la nota