Para romper con la hegemonía de UATRE, nace un nuevo gremio nacional de trabajadores rurales

Para romper con la hegemonía de UATRE, nace un nuevo gremio nacional de trabajadores rurales

La Federación Argentina de Trabajadores Agrarios (FATA) se presentará formalmente esta semana en el Ministerio de Trabajo, primer paso para comenzar su proyección nacional. Buscarán sumar organizaciones provinciales, y disputar lugares en los distintos espacios que hoy ocupa el gremio de Ramón Ayala. Desde la flamante entidad criticaron el paro lanzado esta semana por los sojeros y prometieron estar “siempre del lado de los pequeños productores”.

A fines de la década del 80, la denominada Federación Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (FATRE) decidió funcionarse en un sindicato nacional, dando lugar al UATRE. Esa fue la última experiencia de una entidad nacional que nucleara a pequeños productores y gremios de todo el país. Desde entonces, la referencia en el sector la mantiene la entidad que hoy lidera Ramón Ayala, que viene sufriendo cuestionamiento por su posicionamiento político durante el gobierno de Mauricio Macri, al cual apoyó abiertamente. Para romper con esta hegemonía, un grupo de organizaciones presentará formalmente esta semana una federación, con presencia en al menos tres provincias, que buscará en breve tener peso en todo el territorio. Se trata de la Federación Argentina de Trabajadores Agrarios (FATA), que este viernes presentará ante el Ministerio de Trabajo todo lo necesario para comenzar su desarrollo nacional, y así competir con el UATRE.

Luego de este puntapié inicial, los integrantes esperan poder avanzar en un armado en más provincias, y ser un contrapeso en los distintos organismos que regulan la actividad del campo. El titular del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA) Gustavo Arreseygor fue elegido secretario general.

Este martes se firmó el acta constitutiva del FATA, y el próximo viernes se formalizará su inscripción en el Ministerio de Trabaja. Por el momento, la federación tendrá jurisdicción en la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y Corrientes, pero se espera que en breve sumen más organizaciones de todo el país.

“Estamos muy satisfechos por realizar esta gestión formal e institucional de la federación, que tanto nos costó en este tiempo, pero ahora es irreversible”, sostuvo Arreseygoy. El dirigente estará acompañado en la conducción por Alcides Camejo, del Sindicato de Obreros de la Fruta de Entre Ríos y Corrientes.

“Ahora hay que ponerse a recorrer el país, hablar con todos los sectores, creemos que en poco tiempo vamos a tener representación nacional, ya que tenemos las conversaciones muy avanzadas con gremios de muchas provincias, además de las autoridades del Ministerio de Trabajo nacional y provinciales”, le dijo Arreseygor a Gestión Sindical luego de la firma del acta constitutiva.

El nacimiento de esta nueva organización buscará competir con el UATRE, el sindicato que lideró hasta su muerte el dirigente Gerónimo “momo” Venegas, y que ahora heredó Ramón Ayala. Durante el gobierno de Macri, fue quien encabezó una pequeña “para sindical” de cambiemos, incluyendo una fracción de las 62 Organizaciones Peronistas. Ahora, Ayala busca integrarse a la unidad del movimiento obrero que apoya a Alberto Fernández.

“FATA nació para disputarle a UATRE, en la Comisión Agraria, en el RENATRE, y en otros espacios, la idea es que no sea más el gremio hegemónico”, adelantó el flamante líder de la federación. Las expectativas de Arreseygor apuntan a sumar organizaciones de todo el país: “a donde los sindicatos se junten, vamos a tener más representatividad que UATRE, porque aunque somos más chicos, hay muchas organizaciones con personería y con inscripción. En cuanto entren en la federación vamos a ser mayoría”.

El lanzamiento formal del FATA se da en momento que productores sojeros y entidades patronales del campo lanzaron un paro de comercialización de productos, que comenzó el lunes pasado y finaliza este jueves. Desde adelantaron que no apoyan la medida de fuerza. “Para nada estamos de acuerdo, el paro lo llevan adelante un sector minoritario y concentrado que están tratando de defender sus intereses, siendo poco solidarios con toda la sociedad argentina en un momento de crisis como el que estamos viviendo hoy”, subrayó Arreseygor.

En este sentido, remarcó que “todo el mundo tiene que poner el lomo, porque desgraciadamente nos dejaron un país arrasado, devastado, con una deuda infernal que no se sabe cómo la vamos a pagar. Los sectores que tienen más ingresos tienen son los que más deben poner, por eso FATA siempre va a estar en la vereda de enfrente de quienes llevan adelante estas acciones”.

Ante esta situación, el titular de la federación sostuvo que su idea es “estar siempre apoyando al pequeño productor, que es el que se rompe el alma pagando sueldo y generar puestos de trabajo, y es el que cuida a los trabajadores que nosotros representamos. Esa es nuestra tarea, abocarnos a las ‘pymes del campo’, por eso estamos entusiasmados”.

La idea de la dirigencia “es tener una organización horizontal, donde todos puedan dar su opinión, y que todos nos encarguemos de tomar decisiones y escucharnos”. Por eso, finalizó Arreseygor, la idea es presentar un estatuto que permita “la más amplia participación, para sumar voluntades”.

Respecto al paro, el propio presidente Alberto Fernández salió al cruce de la medida, que de alguna manera trae postales de aquel largo conflicto iniciado en 2008 cuando Cristina Fernández de Kirchner tenía unos meses al frente del gobierno. Hoy martes, durante un acto en la localidad de Quilmes, el jefe del Estado no ocultó su malestar con la medida de fuerza: “Me duele mucho la intolerancia de quienes no entienden y a veces hacen paros raros “. “No tenemos a los medios, pero tenemos la razón. Por eso, la mayoría de los argentinos nos van a acompañar», afirmó en la presentación del vademécum de medicamentos gratuitos, que se lanzó junto a la titular del PAMI y otros funcionarios del oficialismo.

Comentá la nota