Los riesgos que enfrenta el Gobierno por la movilización del 22

 Los riesgos que enfrenta el Gobierno por la movilización del 22

Confirmada la marcha en la que participarán distintos sindicatos, crece la tensión con la administración de Mauricio Macri. Desde los gremios garantizan una protesta numerosa y ordenada, pero advierten sobre posibles incidentes provocados desde el oficialismo

El secretario general del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, ratificó ayer que la marcha sindical contra el Gobierno se realizará el próximo 22 de este mes a las 18, pese a las versiones que indicaban una posible reprogramación debido a la superposición con el aniversario de la tragedia de Once.

Moyano justificó la confirmación de la fecha diciendo que se trata de “horarios totalmente diferentes”, por lo que la movilización de sectores de la CGT y otras agrupaciones gremiales no eclipsará el acto que se desa­rrollará varias horas antes para recordar a las víctimas de la tragedia ferroviaria.

El gremialista reveló además que el lugar donde se llevará a cabo el acto será frente al Ministerio de Desarrollo Social, sobre la avenida 9 de Julio.

En tanto, trascendió que existe preocupación por los incidentes que podrían generarse durante la manifestación, a raíz de que lo que está en juego es una demostración de poder, ya que se busca mostrar que el nivel de convocatoria es importante.

De este modo, desde el sindicalismo pretenden ponerle un límite al Gobierno, que  encaró una campaña de desprestigio hacia los conductores de los gremios, sobre todo cuando para el ciudadano común, lamentablemente, es claro que la corrupción atraviesa tanto al sindicalismo como al Gobierno.

Esta puja podría perjudicar a la sociedad toda. Un vocero sindical indicó que “en el caso de que el 22 un trabajador del sindicato de Camioneros resulte herido de gravedad o muerto en algún enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, la cosa se va a complicar”.

La misma fuente señaló que “tenemos un pésimo antecedente con lo sucedido el último 18 de diciembre donde jubilados, integrantes de diferentes gremios y organizaciones sociales protestaron en el Congreso en contra de la reforma previsional y hubo una salvaje represión con heridos y detenidos”.

Si se llegase a repetir ese escenario, la respuesta, dicen, sería contundente. La Argentina podría quedar paralizada durante varios días ya que el gremio de Camioneros dejaría de realizar sus actividades cotidianas, tales como el traslado de combustibles, de caudales y recolección de basura, entre otros. Esto provocaría desabastecimiento y conflicto social.

Del apoyo a la confrontación

Por su parte, Hugo Moyano advirtió: “Va a andar muy bien la marcha, va a ser muy numerosa, pero además ordenada. Si hay algún problema es porque lo mandó el Gobierno”.

Pese a haber sido uno de los impulsores de la candidatura presidencial de Mauricio Macri, con el paso del tiempo el vínculo se fue deteriorando al calor de las causas judiciales y también por su disconformidad con la reforma previsional y la anunciada reforma laboral. Consultado sobre las razones que motivaron el enfriamiento de las relaciones con el Presidente, Moyano recordó el incumplimiento de la promesa electoral en torno a la eliminación del impuesto a las Ganancias y la devolución de fondos a las obras sociales sindicales. 

“Todo lo que dijo no se cumplió. Ni el 10% cumplieron. Uno acompaña al Gobierno pero cuando ve que ese acompañamiento implica ser cómplice de lo que está sucediendo, ya está. Sobre todo cuando perjudica a los trabajadores”, concluyó.

CGT quebrada: Acuña afirmó que Daer debe irse

El dirigente sindical Carlos Acuña, uno de los secretarios generales de la CGT, cuestionó ayer con dureza a su par Héctor Daer, a quien lo acusó de “defender a la patronal” y afirmó que se tiene que ir de la central obrera.

“La CGT tiene mandato por cuatro años y si alguno se equivocó, como Daer, que sale a defender a la patronal; se va a ir solo o lo van a echar a los trabajadores. Que haga lo que quiera él. Lo votaron para estar a favor de los trabajadores, no para estar a favor de la patronal, como está ahora”, apuntó Acuña.

El sindicalista también ratificó su apoyo a la marcha del 22 de febrero convocada por el Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca).

“Nosotros esperamos que el Gobierno reflexione. El Gobierno tiene que poner el equilibrio entre el capital y el trabajo. ¿Qué aportaron los empresarios durante dos años de gobierno?”, se preguntó.

Acuña cuestionó también al Presidente Mauricio Macri y le recomendó “que se ocupe de respetar y de resolverle los problemas a los trabajadores”.

“Está claro que es un mensaje para desprestigiar al sindicalismo para ponerle techo a las paritarias, no hablar de los despidos, para no hablar de la patronal. La inflación la está generado el Gobierno con los tarifazos permanentes y los servicios privados que están aumentando”, concluyó.

Familiares de las víctimas de Once cuestionaron la marcha de Camioneros

El próximo 22 de febrero se cumplen seis años del accidente ferroviario en la estación de Once y también se realizará la movilización convocada por Camioneros. Frente a ello, los familiares de las víctimas la cuestionaron y manifestaron que “cualquier tipo de acto político” para esa jornada “es una afrenta al luto” que llevan “a cuestas”. Al tiempo que agregaron: “Somos trabajadores, como también lo era la mayoría de los fallecidos aquel fatídico día. Respetamos el derecho a la protesta en paz y a la debida petición a las autoridades, pero no entendemos por qué los organizadores se niegan a modificar la fecha, faltando tres semanas para una marcha que anunciaron hace ya unos días”.

La agrupación señaló que ese día “marcó a fuego la memoria de todo el país, pues se recuerda el fallecimiento de 52 inocentes” producto “de la corrupción de empresarios y funcionarios”.

Además, consideraron que la convocatoria es “un capricho inentendible” por parte de los dirigentes gremiales y “de una CGT que siempre” los “acompañó, homenajeó y premió”.

En tanto, convocaron al acto homenaje a las 8.30 en el andén 1 de la estación de Once. Por su parte, María Luján Rey, madre de Lucas Menghini Rey, uno de los jóvenes que murió en el accidente, sostuvo que “duele” la decisión del gremio de ratificar ese día para movilizarse.

 

“No podemos entender el capricho del líder de Camioneros. Ya dice mucho de una persona no tener presente una fecha tan importante”, concluyó.

Coment� la nota