SMATA: "Estamos tratando de unificar la CGT"

SMATA:

En un panel organizado por Fernanda Vallejos, el secretario adjunto de SMATA, Mario "Paco" Manrique, aseguró que la unión no será sencilla, pero que son tiempos que requieren de "patriotismo de verdad".

En un interesante panel sobre el desarrollo industrial para que la Argentina vuelva a crecer organizado por la diputada Fernanda Vallejos, el secretario adjunto del sindicato de la industria automotriz SMATA, aseguró que en la CGT "estamos tratando de unificarnos" en relación al pedido de Alberto Fernández.

En la sede de CADIEEL fue Mario "Paco" Manrique quien despertó la mayor atención en un auditorio repleto de empresarios pyme. El sindicalista -que fue en reemplazo de Ricardo Pignanelli, quien se ausentó por una cuestión menor de salud- fue contundente cuando se refirió a los desafíos que enfrentan los trabajadores por la crisis económica y también la heterogeneidad del mundo laboral que distancian los reclamos de unos sectores (ganancias) de los demás (preservación de los puestos laborales).

"Hay mucho que vamos a tener que replantearnos como actores principales que vamos a ser, tanto empresarios como sindicatos como gobierno vamos a tener juntos en desarrollar una nación distinta. A nosotros nos faltan políticas de Estado que defiendan a un modelo de país. Si queremos un país industrial, del agro, de servicios, vamos a necesitar políticas de Estado. Si no, vamos a correr detrás de los cambios políticos. Los países a los cuales nos queremos parecer tienen políticas de Estado. Un industrial va a invertir cuando sabe cuáles son las reglas del juego y no que hoy pone la plata, compra un montón de fierros para producir y después resulta que le convenía más poner la plata en el banco porque eso le iba a dar más rentabilidad que ponerla a trabajar", como sucedió en 2016.

"Hoy estamos en emergencia alimentaria, de salud, de educación. Pero hay una emergencia que va a crear las condiciones para salir de las anteriores y que es el trabajo. Y para crear las condiciones para poder crear trabajo, los empresarios tendrán que asumir esa famosa frase de la responsabilidad social empresaria, y deben tener más que nunca un sentido social. Los sindicatos tendremos que usar la racionalidad y no andar con pedidos demagógicos, sino pedidos reales: porque las asimetrías que hay en el mundo del trabajo son muy grandes. Y aunque no lo logremos, estamos tratando de unificar a la CGT, pero los desafíos son muy grandes porque hay trabajadores acá arriba y también acá abajo. El de arriba va a tener que entender que por ahí tiene prioridad del abajo. Y el de abajo va a tener que entender que debajo de él hay un subsuelo de gente que no tiene nada. Eso va a demandar de paciencia, de entendimiento y de una palabrita que hace muchos años no la escucho decir, que es patriotismo de verdad".

Para Manrique, ‘aunque no lo logremos, estamos tratando de unificar a la CGT, pero los desafíos son muy grandes porque hay trabajadores acá arriba y también acá abajo'.

"Si queremos llenar los colectivos no para ir a la plaza, sino para ir a trabajar, vamos a tener que colaborar todos juntos. Salir de este embrollo nos va a llevar mucho más de lo que esperábamos. Si no sabemos dar todos un pasito para atrás para poder volver a avanzar, la culpa va a ser nuestra. Esto lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie", concluyó.

Balance del sector automotriz

"Enfrentamos un desafío más profundo porque la tecnología que viene con el auto eléctrico es mucho más compleja que la que tenemos hasta hoy. Es una industria que está trabajando al 40% y ocupa entre 225 mil y 250 mil trabajadores de forma directa en su cadena de valor y otros más de forma indirecta porque cada terminal tiene sus proveedores pyme. Con una ocupación a pleno tenemos la posibilidad de emplear entre 1,2 millones y 1,5 millones de trabajadores, pero para eso necesitamos políticas que a la industria la hagan competitiva", dijo el sindicalista.

Con casi 55% de impuestos que afectan a la cadena productiva, Manrique apuntó que: "En cualquiera de los países con los que nosotros queremos competir, el impuesto no se carga sobre la producción sino a la venta, lo paga el cliente. Los que dicen que somos una industria subsidiada, tocan de oído y no tienen idea de la magnitud de nuestra industria, comparable a la construcción por su capacidad de generar empleo, pero también de generar divisas; llegamos a estar dentro de los primeros cinco productores de divisas en época del gobierno de Néstor y Cristina y hoy casi que estamos fuera de la cancha".

"Por eso nos reunimos los trabajadores con las empresas (Adefa, Afac, Acara) con la compañera Débora (Giorgi), Julián Dominguez, y ‘Pelusa' Sánchez para armar un proyecto para la industria que se los vamos a acercar a Alberto y a Cristina cuando sean gobierno para darles la visión de qué necesita la industria para volver a tener la potencia que supo tener, que comienza con una reforma de la matriz impositiva. A grandes rasgos hemos logrado ponernos todas las partes de acuerdo en cómo encarar la industria en los próximos diez años. Y va a ser una industria que no solo se va a dedicar a la exportación, porque hay que ganar mercados afuera, pero el problema que tenemos es que al mercado interno lo destruyeron, por eso los compañeros de otras actividades sufren lo que sufren y por eso los que están aquí que son pequeños, medianos y grandes empresarios cuidan lo que tienen". 

Coment� la nota