Trabajadores de ATILRA frenan el impulso patronal de pasar por encima un convenio colectivo

Trabajadores de ATILRA frenan el impulso patronal de pasar por encima un convenio colectivo

Las compañías lácteas retrocedieron en su intensión de reducir las jornadas laborales y cerrar la planta los fin de semana a raíz del revuelo que se generó por la inminencia de la modificación inconsulta del CCT. Las Comisiones Internas se cargaron la pelea al hombro y la empresa tuvo que poner reversa.

La Serenísima y Danone Longchamps, dos de las firmas lácteas más importantes de la Argentina, finalmente dieron marcha atrás en su impulso de modificar el Convenio Colectivo de Trabajo referente de los trabajadores de la industria, luego de la revolución causada por las comisiones internas, debido a la peligrosidad laboral que ello causaría.

Las compañías tuvieron la intención, inconsulta y repentina, de cesar la producción los fin de semana y a raíz de ello, disminuir notablemente la cantidad de horas trabajadas. Esto hubiera causado un daño potente en los salarios, ya que en muchos casos y según informó este medio en su publicación del 31 de agosto, muchos empleados habrían dejado de percibir hasta el 30 por ciento de sus ingresos.

Luego de un día intenso en la localidad bonaerense, La Serenísima y Danone anunciaron el cese de la decisión. “Defender el Convenio Colectivo de Trabajo 2/88 y el acuerdo 7×2 es defender las conquistas salariales, es defender la dignidad lograda, es defender el futuro nuestro y de nuestras familias”, expresaron las Comisiones Internas de Atilra Capital en ambas empresas luego del anuncio.

Claudio Watson, delegado de Danone, fue quien despojó al titular de Atilra Capital en la firma en la última elección y Cristian Oliva, ex titular de la CGT Lomas y referente de la planta en La Serenísima, debe renovar su mandato luego que sus comicios fueran suspendidos el 11 de julio a raíz de que los que pretendían su puesto, presentaran una serie de anomalías el día de la elección.

Comentá la nota