Vidal promulgó el aumento escalonado de la edad jubilatoria de los bancarios

Vidal promulgó el aumento escalonado de la edad jubilatoria de los bancarios

Cambió de 57 a 65 años para los empleados del Banco Provincia; fuerte resistencia sindical

- En una medida resistida por el gremio de los bancarios, el gobierno de la provincia de Buenos Aires promulgó ayer la ley que reformó la caja previsional del Banco Provincia y elevó la edad jubilatoria de los empleados bancarios de 57 a 65 años.

Hoy, los trabajadores pueden jubilarse entre los 57 y los 60 años. La reforma que promovió Vidal apunta a elevar la edad jubilatoria en forma escalonada hasta llegar a los 65 años.

La ley 15.008, sancionada por la Legislatura en diciembre del año pasado y publicada ayer en el Boletín Oficial de la provincia, establece que "tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad".

La propuesta comprende la decisión de llevar a los 61 años la edad jubilatoria a partir de 2020 y 2021; en 2022 y 2023 se elevará la edad a los 62 años; en 2024 y 2025 aumentará a los 63 años; en 2026 y 2027 a los 64 años, y se extenderá a los 65 en 2028. Así, la reforma se ejecutará en forma completa en un período de diez años

Además, la ley bonaerense modifica la tasa de sustitución, es decir, el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado, al bajarlo del 82 al 70 por ciento, con lo que lo iguala con el resto de los empleados bancarios.

Establece también que para el haber inicial se tomará el promedio de los últimos diez años de sueldo y que la movilidad jubilatoria no será por variación salarial, sino por el índice votado en diciembre por el Congreso de la Nación para el resto de los jubilados. Así, los aumentos serán trimestrales en lugar de semestrales y se calcularán con una combinación del 70% de la inflación y el 30% del Ripte, que es el aumento salarial de los trabajadores del sector formal.

Los trabajadores del Banco Provincia representados por La Bancaria realizaron múltiples paros en diciembre en contra de la medida y se encuentran en estado de alerta y movilización.

Si bien en las últimas semanas había habido pequeños avances en las negociaciones con el gremio La Bancaria, lo cierto es que el Gobierno se negó a modificar los puntos centrales de la ley, tales como el financiamiento de la caja (la normativa reemplazó al Poder Ejecutivo por el propio banco como fuente de cobertura del déficit de más de $5000 millones anuales que actualmente posee) y el retoque en la edad de jubilación.

Números en rojo

El sistema previsional de la entidad bancaria bonaerense cuenta con casi 16.000 pasivos que cobran haberes de un promedio de $45.000 y que en algunos casos llegan a los $160.000, según estimaciones del gobierno provincial.

En cambio, los trabajadores activos son alrededor de 10.000, según se informó en el gobierno.

En el gremio bancario habían indicado que podrían retomarse las medidas de fuerza a partir del lunes próximo, fecha en que pierde vigencia la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. La semana que viene podría arrancar, así, con paros de los trabajadores del Bapro.

La Bancaria ya anunció más medidas de fuerza en rechazo al aumento del 9% de los haberes propuesto por el gobierno de María Eugenia Vidal. Además de la resistencia sindical, el tratamiento legislativo de la ley generó una fuerte controversia política. Durante la sesión en que se votó la iniciativa irrumpió en el recinto de la Cámara de Diputados una manifestación encabezada por el intendente de Ensenada, Mario Secco, con el propósito de frustrar la aprobación de la ley.

"Mientras exista la conciliación obligatoria, nos vamos a cernir al compromiso que tenemos de garantizar la paz social y evitar cualquier medida gremial, siempre y cuando la ley no sea reglamentada intempestivamente", advirtió recientemente Marcos Helbert, titular de la Comisión Gremial Interna del Banco Provincia, seccional Bahía Blanca, al pronosticar la posible reanudación de medidas de fuerza.

Para la asociación bancaria, un 9%

En lo que fue la segunda reunión del año por la paritaria de 2018, las bancas públicas y privadas ofrecieron un aumento de 9 por ciento para sus empleados. La propuesta fue rechazada por la Asociación Bancaria (AB), el gremio que reúne al personal del sector. El sindicato catalogó de "obscena" la oferta y argumentó que ni se acerca al 15% de las metas inflacionarias que trazó el Gobierno en su presupuesto. Con la conciliación obligatoria aún vigente, la AB no avanzará en una eventual protesta, aunque su jefe, Sergio Palazzo, presiona para que la negociación salarial se resuelva durante el mes actual. Palazzo participará mañana de la cumbre sindical que organizan Luis Barrionuevo y un sector de la CGT en Mar del Plata. Los gremios harán un rechazo público "contra el techo" a las paritarias.

Coment� la nota