Barrionuevo y Camaño, claves en el acuerdo entre Lavagna y Urtubey

Barrionuevo y Camaño, claves en el acuerdo entre Lavagna y Urtubey

El gastronómico evitó que se evaporara la "tercera vía" y comandó las negociaciones junto a su esposa, Graciela Camaño para que el salteño y el ex ministro confluyeran.

Cuando ya era una certeza que Sergio Massa cerraría su acuerdo con Alberto Fernández, Graciela Camaño cumplió con su promesa e inmediatamente abandonó el Frente Renovador. La diputada nacional ya había amenazado públicamente al de Tigre y tenía firme su idea de militar la tercera vía junto a su esposo, el líder gastronómico Luis Barrionuevo.

Una vez de salida, Camaño se encargó de acercar al pupilo de Barrionuevo, Roberto Lavagna al Gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey. Ambos aspiraban a competir separados, pero el margen se había estrechado demasiado.

Camaño y Barrionuevo fueron piezas clave en la negociación contra reloj. Armaron la reunión en la Casa de Salta, convencieron a ambos de sentarse a negociar la fórmula y acercaron posiciones luego de una semana en la que las segundas líneas de ambos lados habían enfriado el contacto.

La legisladora massista trabajará ahora empujando la candidatura del economista y el salteño aunque no se descarta que también podría competir por un cargo, aunque es una decisión que aún no tomó.

El nombre de Camaño sonó con fuerza en las últimas horas para la gobernación bonaerense. Los rumores se multiplicaron luego de que quedara sellada la fórmula.

Coment� la nota