El Gobierno confía en que después de la marcha bajará la tensión sindical

El Gobierno confía en que después de la marcha bajará la tensión sindical

Cerca de Macri aseguran que mañana quedará expuesta la debilidad de Moyano

El gobierno nacional apuesta a que la movilización de mañana termine por exponer la soledad en la que se encuentra Hugo Moyano con sus pares y su renovada sociedad con el kirchnerismo. Y, con la Justicia encima y sin margen de negociación, en la Casa Rosada consideran que el camionero bajará el nivel de confrontación.

La fotografía del palco será la clave. En cualquier escenario, según el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, la debilidad de Moyano quedará exhibida de forma contundente. Si habla solo, rodeado por sus incondicionales, será la expresión de aislamiento que el presidente Mauricio Macri y algunos gremialistas explotarán para cercenar el poder del hombre más fuerte del sindicalismo.

Si, en cambio, se deja rodear por el kirchnerismo y la izquierda, quedará atado a una minoría que se opone a cualquier cosa que haga el Presidente.

"Sabe que tiene todas las de perder", dijo un hombre con acceso diario al despacho presidencial. Si bien hoy no hay un diálogo con la conducción de Camioneros, integrantes del círculo íntimo de Moyano hicieron llegar el mensaje de que el presidente de Independiente está "preocupado" por su futuro y el de su hijo Pablo.

Triaca, que ayer estuvo casi cuatro horas en la Casa de Gobierno -asistió a las reuniones de coordinación y de Desarrollo Humano-, dijo que el reclamo de Moyano "no está consolidado" y que en la Argentina "no hay un clima de conflicto" que justifique la marcha.

"Algunos tienen miedo de dar respuestas en el marco institucional ante un reclamo de la Justicia", dijo a LA NACION el jefe de la cartera laboral. Y, en declaraciones radiales, agregó: "Nosotros vemos que definitivamente tienen mucho por responder y no deben hacerlo con marchas y movilizaciones; uno se tiene que presentar ante la Justicia, como hacemos todos".

Sin respaldo de la CGT y con uno de los índices de popularidad más bajos del país, el Gobierno está convencido de que Moyano solo tiene una salida: bajar la intensidad de la pelea. "Es una persona inteligente, sabe que no tiene margen para más", explicó un hombre de consulta del Presidente. Igualmente, en la Casa Rosada se preparan ante lo que imaginan que será una movilización multitudinaria.

Un anticipo de lo que ocurrirá mañana se vio ayer con el paro de los bancarios, que lidera Sergio Palazzo. La medida de fuerza de La Bancaria, ante la falta de avances en la paritaria, continuará hoy.

"En la movilización solo hay intereses personales, porque el empleo en la Argentina se está recuperando, la cuestión salarial se cerró en un 95% y hay contención para los más vulnerables", manifestó Triaca.

Preocupación por la seguridad

La seguridad de acto también fue un tema de discusión interna en la Casa Rosada. Aunque quedó en manos del gobierno porteño, el monitoreo será en conjunto. Cerca de Macri se mostraron "preocupados" por lo que pueda ocurrir mañana.

Si bien habrá un amplio operativo policial para evitar hechos de violencia, por las dudas desde el Gobierno anticiparon que en caso de incidentes le endilgarán el costo a Moyano. "Es su convocatoria", resaltaron fuentes oficiales.

Según pudo saber LA NACION, las organizaciones sociales, que también estarán presentes, le reclamaron al camionero tener exposición a cambio de su acompañamiento. Esa es una de las incógnitas que rodean la marcha. Su participación en esta generó mucho malestar en el Gobierno.

"No hay fundamentos para que estén ahí. Los deja mal parados?", sostuvo un integrante del gabinete nacional. Si bien no hubo una comunicación formal para evitar su presencia en la 9 de Julio, por la falta de reclamos sólidos de la movilización de Moyano parte de las organizaciones sociales "jugarán a reglamento".

En las últimas semanas fueron varios los líderes de distintos gremios que se alejaron de Moyano. El motivo principal fue la escalada del duelo entre Presidente y Moyano. Pese a la falta de apoyo, el líder del gremio de los camioneros justificó la marcha y negó que la protesta tenga relación con el movimiento de las causas judiciales que lo tienen como protagonista.

Comentá la nota