"Es un paro contundente: fracasó el intento de meter miedo para que la gente no pare"

Lo aseguró el secretario general de SUTEBA, Robrterto Baradel, en el marco de la medida de fuerza que realizaron los docentes en todo el país. 

En el marco del paro de 48 horas convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, aseguró que la medida de fuerza "tiene una adhesión del 85% de los docentes en distritos del interior de la provincia y del conurbano".

"Es un paro contundente y fracasó el intento de meter miedo para que la gente no pare", señaló el líder del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) y agregó: "Si un pequeño porcentaje de maestros va a trabajar es por miedo a los descuentos".

El sindicalista sostuvo que "este es un gobierno que desprecia a los docentes y a la escuela pública y niega el diálogo permanentemente".

Insistió en que la huelga, que impide el normal comienzo del ciclo lectivo 2018 en las casi 16.000 escuelas de la provincia, se debe "la falta de una paritaria nacional".

"En la provincia nosotros tendríamos que haber iniciado las conversaciones en diciembre, pero a último momento nos convocaron para hacernos tres ofertas idénticas y no se mueven de eso", dijo. Además insistió en que parte del reclamo es porque el sector docente no quiere "perder poder adquisitivo" en momentos en que "el gobierno ofrece 15% o nada".

También podés leer: Repudian una violenta caricatura contra Baradel

Los sindicatos de docentes piden "20% de aumento con cláusula gatillo y un 4% por la pérdida de poder adquisitivo del año pasado", recordó

También afirmó que durante el fin de semana "no hubo contactos" con referentes del Gobierno, aunque "igual" el sindicato apuesta "a que haya diálogo y a que esta situación se pueda resolver".

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, insistió en que las paritarias docentes "son provinciales" dado que la Nación no hace más que girar fondos según determinadas necesidades de las provincias.

Los gobernadores han firmado un pacto fiscal por el cual "no se pueda pagar más de lo que se recauda", razón por la que no pueden ofrecer un aumento salarial mayor al que ofrecen, subrayó en diálogo con Clarín.

Coment� la nota