Los docentes pidieron ayuda a la Iglesia

Los docentes pidieron ayuda a la Iglesia

 Los referentes del Frente de Unidad Docente le solicitaron a monseñor Jorge Lugones, de la Conferencia Episcopal, que interceda ante el gobierno de María Eugenia Vidal para reabrir las negociaciones por los salarios de los maestros, que se mantienen sin acuerdo a pesar de las numerosas rondas de negociaciones.

Roberto Baradel (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires), Mirta Petrocini (Federación de Educadores Bonaerenses, FEB), Jorge Doval (Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica, AMET) y Miguel Díaz (Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires) fueron recibidos ayer en la Conferencia Episcopal Argentina.

Los sindicalistas le pidieron a Lugones que "interceda para reabrir los canales de diálogo, que hace más de treinta días son inexistentes", según declaró la referente de la FEB Mirta Petrocini.

Se solicitó también que la Iglesia haga gestiones para que el gobierno convoque "a un diálogo que tienda a resolver el conflicto dando respuestas a una situación crítica e inédita", dijo Petrocini.

"Le hemos transmitido nuestra preocupación a la Pastoral Social y se comprometieron a interceder para que el gobierno nos escuche", dijo Roberto Baradel.

"Hemos decidido este curso de acción debido a la intransigencia e irracionalidad de la gobernadora Vidal, que hace más de un mes que no convoca a paritarias, en una clara estrategia de dejar abandonados a los trabajadores de la provincia", sostuvo Díaz.

"Hay una desidia, una estrategia de la gobernadora de no hacer ninguna oferta", dijo, en referencia a que la última oferta fue hace ya más de un mes y medio, cuando se ofreció un 20,7 por ciento, rechazado por la mesa sindical.

Lugones -que quince días atrás se reunió con María Eugenia Vidal junto con otros obispos del Gran Buenos Aires- se comprometió a intentar reabrir los canales de diálogo, según se informó desde el Frente Gremial.

En la Pastoral Social aseguraron a LA NACION: "El Frente Docente expuso sobre la situación de los comedores, sobre infraestructura escolar y sobre la paritaria. Monseñor Lugones los escuchó y se comprometió a interceder para reanudar el diálogo".

En tanto, desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires se informó que no hay una nueva fecha aún para una nueva ronda de negociación salarial.

El conflicto salarial ya dejó en la provincia un saldo de 23 días sin clases.

Ante esta perspectiva, el gobierno bonaerense analiza ahora extender el ciclo lectivo una semana en diciembre.

Coment� la nota