No hubo acuerdo con los gremios docentes porteños y también se suman al paro

No hubo acuerdo con los gremios docentes porteños y también se suman al paro

No lograron perforar el techo del 18% de aumento y confirmaron que el 6 y 7 de marzo, al igual que en la Provincia, no habrá clases ya que adhirieron a la huelga nacional decidida por los cinco sindicatos nacionales.

Las filiales porteñas de la Unión Docentes Argentinos (UDA), la Unión Trabajadores de la Educación (UTE) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) adhirieron a la huelga nacional decidida ayer por los cinco sindicatos nacionales en demanda de paritarias, por lo que en el distrito capitalino tampoco comenzarán las clases el 6 de marzo.

"Sin paritaria nacional, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tampoco hubo hoy (por ayer) acuerdo salarial", señaló Eduardo López, titular de la UTE, en un comunicado que dieron a conocer ayer.

El Ministerio de Educación porteño "mantuvo el libreto del Gobierno nacional y no hubo acuerdo en la 'Mesa Salarial'. El encuentro entre los sindicatos docentes y las autoridades no produjo resultado alguno, ya que los funcionarios ratificaron el techo de las paritarias, en tanto a nivel del país el Ejecutivo sostuvo la negativa a la negociación global", señaló López.

En tanto, la UTE ratificó "la necesidad de dialogar a nivel nacional para destrabar los acuerdos distritales" y ratificó "la plena participación del sindicato en el plan de acción" aprobado ayer para todo el país por el Congreso de la CTERA.

Por su parte, el SADOP porteño que conduce Alejandra López aseveró que la propuesta de la cartera de Educación de la ciudad a través de la ministro Soledad Acuña fue "tan insuficiente que ni valió la pena considerarla", porque "no contempló la pérdida de poder adquisitivo del 10 por ciento en 2016 y tampoco la proyección inflacionaria del 25 por ciento para este año".

Un comunicado firmado por Fidel Aguilar, secretario de Prensa, indicó que el 10 por ciento de aumento con los haberes de marzo y otro 8 en octubre significa para un trabajador con 18 años de antigüedad un aumento de bolsillo de 1.300 pesos desde abril a noviembre, por lo que la propuesta fue "insuficiente" y careció de "honestidad", ya que la mejora es en realidad del 10,19, subrayó.

Por su parte, la filial de la UDA que lidera Norberto Cabanas informó que Acuña ofreció un 18 "en sintonía con el techo nacional" y adelantó que el gremio "no firmará ningún acta hasta que se convoque a la paritaria nacional, cumpliendo así la ley".

Coment� la nota