Mientras la CGT busca rearmarse, Moyano se despega en un acto homenaje a Cámpora

Mientras la CGT busca rearmarse, Moyano se despega en un acto homenaje a Cámpora

El líder de Camioneros no da señales de unidad en la central obrera y en un guiño al kirchnerismo presenció el homenaje al expresidente peronista.

Este lunes se reunieron los tres ex conductores de la CGT para reunificar a la central obrera y unificar un criterio para una nueva línea conductora. Mientras, Hugo y Pablo Moyano, quienes se oponen a dicha conducción, presenciaron un acto homenaje al expresidente peronista, Héctor Cámpora, con dirigentes del kirchnerismo.

Desde el paro del 21 de febrero, Hugo Moyano se proclamó oficialmente opositor al gobierno de Mauricio Macri, y, en ese marco, el gremio de Camioneros que conduce su hijo Pablo se aleja cada vez más de la central obrera a la que consideran "funcional" a la gestión de Cambiemos.

Y no es casualidad que en las últimas semanas, mientras avanzas las causas judiciales contra la familia sindicalista, que ahora se muestren cada vez más unidos con el Frente para la Victoria. Incluso, en el propio acto realizado en el teatro ND Ateneo se sentaron junto al líder del bloque de diputados K, Agustín Rossi.

Además de los Moyano y Rossi, al teatro fueron Daniel Filmus, Cristina Alvarez Rodríguez, Juliana Di Tullio, Teresa García y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, el presidente del PJ Gustavo Menéndez y el ex ministro de Salud Ginés González García. Además fueron parte del acto los peronistas alejados del kirchnerismo Fernando "Chino" Navarro" y el ex jefe de campaña de Florencio Randazzo en las legislativas del año pasado, Alberto Fernández, otro que cada vez se muestra más cerca a la exmandataria Cristina Fernández.

La reunión de esta tarde en la sede de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), con Andrés Rodríguez como anfitrión, deja en evidencia el creciente aislamiento de Pablo Moyano, quien decidió jugarse por un frente propio que en los últimos días fue perdiendo aliados: la Corriente Federal que lidera Sergio Palazzo emitió un comunicado donde se mostró dispuesto a nuevas medidas de protesta pero se opuso a construir una central alternativa. Por otro lado, los movimientos sociales que sumaron un gran número de manifestantes el 21F, están mucho más interesados en sumarse a la CGT que en crear un nuevo MTA.

En consecuencia, sólo quedaría en pie la alianza con la CTA que conduce Hugo Yasky y el respaldo de otros sectores, como La Alameda de Gustavo Vera. Mientras sus ex colegas definían el camino a seguir, Pablo Moyano organizó una proyección del clásico de Leonardo Fabio, Sinfonía de un Sentimiento, para inspirar la "unidad del peronismo".

Coment� la nota