Moyano y gremios K convocan a un plenario de unidad de la CGT para antes de fin de año

El encuentro será el 17 de diciembre en la sede de Azopardo. Aprobará la agenda de reclamos y un cuerpo encargado del diálogo con el nuevo gobierno. Triaca se reunió con Tomada

"Hoy empezamos a hacer historia con la unidad de la CGT". La frase, de boca del propio Hugo Moyano, sintetizó ayer el paso decisivo que dieron dirigentes de los principales sectores del sindicalismo peronista para formalizar antes de fin de año el proceso de reunificación de la central obrera. La escenificación de ese movimiento tendrá lugar el 17 de diciembre, apenas una semana después de la asunción presidencial de Mauricio Macri, en el marco de un plenario de secretarios generales de gremios agrupados en las tres vertientes de la CGT, que se reunirá en la sede sindical de la calle Azopardo para aprobar los lineamientos de la agenda de reclamos sectorial y nominar un cuerpo colegiado que en la práctica tendrá la responsabilidad de llevar adelante la interlocución con el futuro gobierno hasta la definición de una nueva conducción cegetista.

La determinación de apurar el plenario que funcionará como puntapié para la reunificación de la central obrera, decisión que constituye todo un mensaje político a la gestión presidencial de Macri, fue resuelta ayer durante un encuentro en la sede de UPCN. De la reunión, además de Moyano y el anfitrión, Andrés Rodríguez, participaron los dirigentes José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Carlos West Ocampo (Sanidad), Armando Cavalieri (Comercio), Juan Carlos Schmid (dragado, CATT), Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández (UTA) y Oscar Mangone (gas). 

Durante la charla, Moyano y Lingeri comentaron algunos detalles de la conversación informal que mantuvieron el lunes con Jorge Triaca, quien asumirá como ministro de Trabajo de Macri la próxima semana. La expectativa sindical es compartir un encuentro oficial con el nuevo funcionario en los próximos días, en tanto que Moyano prevé mantener mañana un almuerzo privado con el propio Macri.

Los sindicalistas lograron despejar en las últimas horas algunas dudas respecto al armado del equipo de colaboradores que acompañará a Triaca en la cartera laboral. Ayer se confirmó que Ezequiel Sabor será el nuevo secretario de Trabajo, en tanto que se especula con el desembarco de un ejecutivo del grupo Techint al frente de la Secretaría de Empleo. Aún resta definirse también el futuro de la Superintendencia de Servicios de Salud, área clave para el interés sindical porque es la responsable de la distribución de recursos a las obras sociales sindicales.

En tanto, como parte del proceso de transición, Triaca se reunió ayer con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para analizar temas operativos y funcionales vinculados a la cartera. Oficialmente se informó que Tomada y Triaca coincidieron en que la reunión fue "cordial y positiva" para poder llevar a cabo un "traspaso ordenado de la gestión". El futuro ministro acu dió al encuentro acompañado por Sabor y un grupo de asesores de su equipo.

Coment� la nota